Provincia

La Guardia Civil interviene 620 kilos de hachís en un control antidrogas

  • El conductor de la furgoneta intenta huir y pone en grave riesgo a los usuarios de la vía y a los agentes

Fardos en la parte trasera de la furgoneta interceptada. Fardos en la parte trasera de la furgoneta interceptada.

Fardos en la parte trasera de la furgoneta interceptada. / H. Información (Cartaya)

La Guardia Civil ha arrestado a un hombre después de que este intentara huir cuando la Unidad de Seguridad de la Comandancia (Usecic) le había dado el alto en un control antidrogas, llevado a cabo en la nacional 431 el pasado 4 de febrero. La Benemérita le atribuye de inicio delitos contra la salud pública, contra la seguridad vial y de atentado a agente de la autoridad tras ser interceptado con un cargamento de hachís en una furgoneta.

Los efectivos del Instituto Armado habían montado un dispositivo de identificación de vehículos en la vía que une Huelva con Ayamonte, dentro del marco de la lucha contra el narcotráfico que desarrolla la 4ª zona de la Guardia Civil en Andalucía.

En el momento en el que procedieron a la identificación de un primer vehículo, observaron cómo una furgoneta se salió de la retención con una "brusca maniobra" que le llevó a invadir el carril contrario, al parecer con la intención de evitar el dispositivo policial y tomando sentido Cartaya.

Dos patrullas del operativo iniciaron el seguimiento de la furgoneta que había emprendido la huida. El conductor hizo caso omiso a las señales acústicas y luminosas que los agentes realizaban en repetidas ocasiones con la finalidad de que detuviera la marcha del vehículo.

De hecho, solo respondía a dichas señales con "maniobras temerosas tales como adelantamientos en líneas continuas", poniendo en grave riesgo a los usuarios que circulaban en ese momento por la carretera. Como último recurso, el detenido prosiguió la fuga por un camino agrícola y llegó a "realizar giros bruscos con la intención de sacar del camino a los vehículos oficiales", como explica la Guardia Civil.

Como no consiguió su cometido, este hombre decidió continuar la huida a pie, campo a través, siendo interceptado por los agentes a unos 300 metros de la furgoneta. Fue en ese instante cuando se procedió a su detención.

Al inspeccionar la furgoneta, los efectivos beneméritos observaron cómo en la zona de carga había una serie de bultos ocultos bajo una manta que resultaron ser 18 fardos de hachís. En total, 620 kilos de estupefaciente. Además, localizaron en el vehículo un inhibidor de frecuencia y diversos teléfonos móviles.

El hombre detenido, junto con las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios