Pesca

El cerco del Golfo de Cádiz demanda una cuota de 4.000 toneladas de sardina para 2020

  • Los pescadores de España y Portugal solicitan poder capturar 30.000 toneladas el próximo año

Reunión de pescadores de España y Portugal de la flota del cerco. Reunión de pescadores de España y Portugal de la flota del cerco.

Reunión de pescadores de España y Portugal de la flota del cerco. / M. G. (Huelva)

El sector cerco que faena en el Golfo de Cádiz solicita una cuota de sardina para 2020 de 4.020 toneladas. La cifra resulta del reparto que le correspondería a la flota andaluza del cupo total que el cerco ibérico (España y Portugal) demanda para el año que viene.

Cofradías de pescadores y armadores de ambos países se reunieron ayer en la localidad portuguesa de Matosinhos para analizar la situación que vive el sector y garantizar poder trabajar en el futuro.El encuentro reunió a representantes del Cantábrico Noroeste, de Andalucía y de Portugal, y en él se abordó la campaña de la sardina ibérica, así como la asignación de cuotas de boquerón y jurel.

El sector acordó pedir a los gobiernos de España y Portugal que defiendan en la Unión Europa una asignación de 30.000 toneladas de sardina, atendiendo a los informes del ICES, que se conocerán en diciembre y que indican un stock de más de 300.000 toneladas.

Los pescadores consideran que las posibilidades mínimas de pesca para garantizar la supervivencia de la industria no pueden ser inferiores a 30.000 toneladas para el próximo año, que equivalen al 10% de las reservas.

Del total de las toneladas solicitadas, el 66,5% le corresponderían a Portugal y el 33,5% restante a España. A su vez del cupo para las embarcaciones españolas, el 60% sería para el Cantábrico Norte y el 40% para el Golfo de Cádiz, de forma que los barcos andaluces podrían capturar 4.020 toneladas de sardina, casi tres veces más que la cuota asignada para este año (1.400).

Mesa de la reunión mantenida en Matosinhos (Portugal). Mesa de la reunión mantenida en Matosinhos (Portugal).

Mesa de la reunión mantenida en Matosinhos (Portugal). / M. G. (Huelva)

El stock de sardina ha ido aumentado de forma progresiva en los últimos años, mientras que la cuota se ha ido reduciendo. Así en 2017 el stock fue de 103.000 toneladas y la cuota de 17.000; en 2018 de 180.000 y 12.000, respectivamente; y en 2019 de 223.000 toneladas de stock y de 10.800 de cuota.

El presidente de la Federación Andalucía de Cofradías de Pescadores (Facope) y patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Punta Umbría, Manuel Fernández, aseguró que el sector pretende que su propuesta sea aceptada por Europa, después de “cinco años seguidos de restricciones que han provocado pérdidas económicas para armadores y marineros”, lo que ha llevado al sector a “una situación complicada y un futuro incierto”, a pesar del esfuerzo realizado.

A esto se une una reducción del 20% en la especie del boquerón y del 50% en la cuota de jurel, que han contribuido además a la difícil situación por la que atraviesa la pesquería. Como botón de muestra sirva que la mitad de la flota andaluza del cerco ha permanecido amarrada a puerto y que en la actualidad sólo faenan unos veinte barcos.

Manuel Fernández explicó que en la reunión se acordó también “la necesidad de celebrar con urgencia una reunión conjunta de los gobiernos de Portugal y España junto con el sector pesquero para abordar todos estos temas y poder programar la próxima campaña de pesca en un contexto de menor incertidumbre”.“Esto será una vía de negociación abierta que todos esperan que traiga mejoras y soluciones al sector de cerco”, indicó el presidente de Facope.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios