Campaña de los frutos rojos

España y Marruecos ultiman los contratos de mano de obra en origen para la fresa

  • Los dos países junto a la Junta de Andalucía introducen cambios para una campaña “ejemplar, segura y odenada”. Las administraciones potencian la figura del mediador con las trabajadoras

Trabajadoras de Marruecos con contrato en origen en plena faena de recogida de fresa. Trabajadoras de Marruecos con contrato en origen en plena faena de recogida de fresa.

Trabajadoras de Marruecos con contrato en origen en plena faena de recogida de fresa. / H. Información (Huelva)

Lograr una campaña de contratación en origen de los frutos rojos ordenada y segura. En eso trabajan los gobierno de España y Marruecos que han mantenido una reunión en Huelva a la que asistieron el director general de Migraciones del Ministerio de Trabajo, Antonio Alarcón; el secretario general del Ministerio de Trabajo de Marruecos, Noureddine Benkhalil; la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo; y el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero; además de agentes sociales.

España y Marruecos han introducido varias novedades respecto a la pasada campaña para que se desarrolle en las mejores condiciones posibles, a fin de que no se repita ninguna de las complicaciones que se produjeron y que no “haya zonas de oscuridad, sólo transparencia”.

Según el director general de Migraciones del Ministerio de Trabajo, se han llevado a cabo algunos cambios para facilitar todo el proceso, desde la preparación hasta su finalización, para que la campaña de inmigración sea “ejemplar, segura y ordenada”, por tratarse además de un flujo migratorio que beneficia a Huelva, Andalucía y España”.

Antonio Alarcón insistió en que los dos gobiernos van a tomar medidas para que no se repitan las situaciones de opacidad. “Por eso queremos abrir ventanas y puertas, los empresarios los primeros, para que no haya ninguna duda de que la campaña se desarrolla en las mejores condiciones para las trabajadoras”, apuntó.

Las previsiones del número de trabajadoras procedentes del país marroquí apuntan a una cifra similar a la pasada campaña

En cuanto al número de trabajadoras en origen, la previsión apunta a cifras similares a la pasada campaña, teniendo en cuenta las hectáreas de cultivo y las necesidades de mano de obra que han trasladado los empresarios, si bien todavía se están valorando las ofertas que llegan al Servicio de Empleo Andaluz, por lo que habrá que esperar a la cifra final.

El secretario general de Marruecos dijo que el programa de contratación en origen es un fiel reflejo de la colaboración entre España y el país vecino y destacó que se trata un plan modélico, en cuanto a inmigración circular se refiere tanto nivel bilateral y de la Unión Europea. Supone una experiencia única con mujeres que van a trabajar a un país extranjero y cuando terminan regresan al suyo, y al mismo tiempo se benefician de un marco apropiado.

Benkhalil señaló, no obstante, que este marco de cooperación necesita mejoras, que hay márgenes para ello y que están ya identificadas por ambas partes para enriquecer el desarrollo del programa.

Campañas de sensibilización

Entre ellas destacan las campañas de sensibilización como la que lleva a cabo Marruecos a través de vídeos que muestran a las mujeres las condiciones de trabajo, sus derechos y obligaciones. Del lado español se trabaja en ciertos aspectos como el refuerzo de mediadores de la Junta de Andalucía para que las temporeras puedan contactar con ellos cuando tengan problemas y así recibir información y asistencia en caso de necesidad.

El regreso de las trabajadoras a su país de origen es un tema que preocupa a los dos gobiernos y para ello se ha puesto en marcha un plan de acción que permite a las que vuelven poder obtener un permiso de residencia después de cuatro campañas seguidas.

Benkhlil aseguró también que los dos países trabajan en mejorar las condiciones de vida, tanto en el aspecto de alojamiento como sanitario, así como con programas culturales para hacer más llevadera su estancia. En este punto el secretario general de Trabajo indicó que prácticamente el 90% de las trabajadores vuelve a Marruecos y que lo sucedido el año pasado tuvo un carácter excepcional.

Las administraciones trabajan en mejorar las condiciones sociolaborales del contingente

El delegado de la Junta calificó la reunión de “muy importante” dado que se trata del sector de los frutos rojos, que evidencia la necesidad de mano de obra extranjera a través de la contratación en origen. Romero corroboró que se van a implementar una serie de acciones desde la Administración autonómica para completar a las del Gobierno central y del marroquí, así como de las organizaciones empresariales, para mejorar la condiciones sociolabores de todo el contingente de trabajadores de los 'berries'.

Así, explicó que las consejerías de Empleo y Salud, y el Instituto Andaluz de la Mujer van a proporcionar mediadores que acompañen a las trabajadoras desde su llegada a Huelva hasta la vuelta a Marruecos para ofrecerle los servicios que precisen, incluido el jurídico, con el objetivo de que sepan donde acudir si tienen problema.

La Junta realizará un seguimiento a través del Foro de la Inmigración, conjuntamente con las organizaciones sociales, para conocer en todo momento la situación real de las trabajadoras y así “tener una campaña más tranquila que la anterior”.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios