Cooperación Internacional

La Diputación y Cumbres Mayores amplían su proyecto en Burkina Faso

  • La segunda fase permitirá ampliar las instalaciones y construir un depósito de agua

Grupo de niños en el centro que promueve la religiosa Loly Mendoza. Grupo de niños en el centro que promueve la religiosa Loly Mendoza.

Grupo de niños en el centro que promueve la religiosa Loly Mendoza. / H.I. (Huelva)

La Diputación, a través del Servicio de Cooperación Internacional, y el Ayuntamiento de Cumbres Mayores, han mantenido un encuentro para abordar la continuidad del proyecto de cooperación en Burkina Faso con el que ambas entidades colaboran en Boassa, cerca de la capital. El proyecto ha permitido mejorar las condiciones tanto de infraestructura como formativas del centro de formación Mujeres Burkina, así como atender las necesidades básicas de seguridad alimentaria de los hijos de las madres socias del centro.

En este encuentro, en el que ha participado la diputada territorial de la Sierra, Silvia Durán, junto a la presidenta de la Asociación Cumbreños con Burkina, Esperanza Luna; el primer teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Cumbres Mayores, Manuel González Marín y el técnico de Cooperación Internacional de la Diputación, Javier Moya Castilla, se ha acordado la conveniencia de una fase nueva del proyecto en Boassa, que desempeña un papel fundamental para garantizar la calidad de vida de la población destinataria.

Entre los objetivos del proyecto está la ampliación de las instalaciones del centro con la compra de un terreno anexo, además de construir un depósito de agua para canalizarla extrayéndola de un pozo ya existente. También se mejorarán las condiciones de los trabajadores del centro y la dotación de material de formación, reforzando la alimentación de los niños.Una segunda vertiente del proyecto es la implicación de la sociedad de la provincia de Huelva, más concretamente de la población de la Sierra de Huelva y específicamente del municipio de Cumbres Mayores, que colabora con este proyecto desde hace años.

De hecho, el proyecto se originó a partir de la presencia en el terreno de Loly Mendoza, religiosa de Cumbres Mayores que lleva más de veinte años viviendo y ayudando a los más necesitados en el África subsahariana y más de diez en Burkina Faso. Un país que está entre los últimos puestos del índice de desarrollo humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, a lo que se suma que la zona norte se encuentra sometida a la presión de los grupos terroristas islamistas, por su proximidad a países como Mali y Niger.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios