Provincia

Desmantelada una red que facilitaba la obtención de permisos de conducir

  • Una persona se ofrecía para suplantar a otras que no sabían español y no podían superar el examen

La Guardia Civil detuvo, en el marco de la operación Soppoman, a ocho personas de nacionalidad senegalesa como presuntos autores de los delitos de suplantación de identidad y falsificación de documentos en los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducir. La detención más importante ha sido la de un ciudadano senegalés de 37 años residente en Madrid que se desplazaba a Baza para suplantar la identidad de otros siete compatriotas que apenas hablaban español en los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducir a cambio de 300 euros.

Éste aprovechaba así el parecido físico con el resto de los detenidos y la dificultad que tienen los examinadores para diferenciarlo de las personas a las que suplantaba en la fotografía en blanco y negro de los NIE.  La operación comenzó el pasado mes de marzo y surge gracias al apoyo que el Grupo de Investigación de Tráfico de la Guardia Civil de Granada presta de forma regular a los funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico durante la realización de los exámenes teóricos.

A raíz de la detención del suplantador, la Guardia Civil de Tráfico de Granada descubrió que también se había examinado de las pruebas teóricas para el carné de conducir suplantando a otros seis ciudadanos senegaleses en las provincias de Granada, Tarragona, Lérida, Huelva, Vizcaya y Toledo. El suplantador ya tenía antecedentes policiales por hechos similares. La Guardia Civil destacó que con esta operación se ha evitado que personas que apenas si hablan español, obtengan el permiso de conducir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios