Patrimonio

Cultura obliga a rehacer las obras de restauración de un torreón del castillo de Cumbres de San Bartolomé

  • La ejecución de los trabajos por parte del Ayuntamiento, subvencionadas por Turismo, no ha seguido las indicaciones de los técnicos para el revestimento exterior y debe ser corregida

  • La utilización de piedras de muros rurales ha sido denunciada también por vecinos y especialistas

Torre 3 de la fortaleza de Cumbres de San Bartolomé que acaba de ser reconstruida pero con un procedimiento rechazado por la Delegación de Cultura, que obliga a su rectificación. Torre 3 de la fortaleza de Cumbres de San Bartolomé que acaba de ser reconstruida pero con un procedimiento rechazado por la Delegación de Cultura, que obliga a su rectificación.

Torre 3 de la fortaleza de Cumbres de San Bartolomé que acaba de ser reconstruida pero con un procedimiento rechazado por la Delegación de Cultura, que obliga a su rectificación. / M.G.

El fantasma del Ecce Homo de Borja se pasea por Cumbres de San Bartolomé. Las obras de restauración de un torreón del castillo del siglo XIII de la localidad serrana presentan una terminación claramente disonante con el resto de la fortificación y alejada de las instrucciones marcadas para su ejecución. La Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía ya ha intervenido y ha comunicado al Ayuntamiento la obligación de corregir los trabajos hechos hasta el momento. No habrá lugar, parece, a que quede como monumento al escarnio del patrimonio histórico nacional.

Las alarmas saltaron hace unas semanas, ya con la intervención próxima a su conclusión, cuando vecinos de la zona y especialistas se echaron las manos a la cabeza al ver los primeros resultados. La fábrica del torreón y de los muros intervenidos (los materiales y el mortero empleados) difiere totalmente de la existente en la construcción, por lo que no se integra en el conjunto y contrasta notablemente, dejando un resultado que ha causado sorpresa y estupor entre los profesionales.

La discrepancia principal viene de las piedras utilizadas, de tamaño excesivo, y por su disposición, como se observa en los muros originales. El mortero empleado también ha contribuido a diferenciar a simple vista la intervención realizada, dejando en evidencia un trabajo que debía contribuir a la restauración con su integración en el conjunto monumental, catalogado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC), protegido, además, como suelo no urbanizable de especial protección arqueológica, yacimiento tipo 2, en el Inventario de Bienes del Patrimonio Arqueológico.

El proyecto de restauración fue aprobado por Cultura en enero pasado, para ejecutarse con cargo a una subvención de 60.000 euros concedida al Ayuntamiento por parte de la Delegación Territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local.

Otra perspectiva desde la que se observa en primer término la reconstrucción del lienzo del paseo de ronda del castillo, donde se aprecian las diferencias de la intervención. Otra perspectiva desde la que se observa en primer término la reconstrucción del lienzo del paseo de ronda del castillo, donde se aprecian las diferencias de la intervención.

Otra perspectiva desde la que se observa en primer término la reconstrucción del lienzo del paseo de ronda del castillo, donde se aprecian las diferencias de la intervención. / M.G.

El objeto del proyecto era “restituir la cota original de uso del paseo de ronda, parte del peto del mismo, reponer el descarnamiento de la cimentación, solucionar la accesibilidad al recinto por medio de una rampa que, además, nos ayude a recuperar la imagen original del flanco Este y eliminar los elementos visualmente discordantes (papeleras, paneles informativos)”. “Este objetivo final es el de recuperar la volumetría original en la zona de actuación para favorecer la interpretación histórica del edificio, así como mejorar la estabilidad del propio edificio”, recoge el informe de Cultura.

En el detalle de las cinco actuaciones de la intervención se especifican, entre otros aspectos, los materiales a utilizar y su disposición, que son objeto de la polémica restauración ahora.

Resultado de una restauración anterior en el flanco opuesto del castillo, puesta como ejemplo de corrección por los técnicos. Resultado de una restauración anterior en el flanco opuesto del castillo, puesta como ejemplo de corrección por los técnicos.

Resultado de una restauración anterior en el flanco opuesto del castillo, puesta como ejemplo de corrección por los técnicos. / M.G.

El delegado territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, José Manuel Correa, ha confirmado a Huelva Información que hay detalles de la obra “mal ejecutados” y que ya se ha comunicado al Ayuntamiento la necesidad de corregirlos. “El volumen de la piedra y el acabado de la fábrica del revestimiento exterior, que debe llevar una argamasa especial y no cemento”, son los aspectos principales a corregir, cuyo coste debe asumir ahora el Consistorio local.

El delegado ha destacado la “total colaboración” de éste para responder al requerimiento de Cultura, para lo que tienen previsto reunirse esta misma semana. “Esperamos que en unos días se pueda quedar resuelto”, ha dicho Correa, que estima en no más de un mes la duración de los trabajos.

Uno de los cercados de piedra seca de los que supuestamente procede parte de la piedra utilizada en la restauración actual del castillo. Uno de los cercados de piedra seca de los que supuestamente procede parte de la piedra utilizada en la restauración actual del castillo.

Uno de los cercados de piedra seca de los que supuestamente procede parte de la piedra utilizada en la restauración actual del castillo. / M.G.

La denuncia por la restauración planteada a esta redacción también alcanza a la supuesta extracción del material de muros de piedra seca existentes en el municipio. Uno de ellos, el de la cercana calleja Corral Concejo, indican, ha supuesto su desmantelamiento, pese a ser seña de identidad del pueblo. Otro, una singular alineación del paraje La Piedra Utrera que reivindican como posible vestigio prehistórico, también ha resultado dañado. Hay protección de la Unesco a este tipo de muros e incluso protección en el propio PGOU local. La alcaldesa, María Ángeles Carbajo, no ha querido atender a este periódico. El delegado de Cultura promete investigar este tema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios