Provincia

La Matriz suspende por segundo año la Romería del Rocío y no descarta un traslado diferente

  • La Hermandad anuncia que por el contrario sí habrá celebración de Pentecostés, aunque de forma distinta a la tradicional Romería y en un formato que dependerá de la situación epidemiológica que haya a finales del mes de mayo 

  • Siempre y cuando haya "unas mínimas condiciones de seguridad", la Hermandad no descarta un futuro traslado de regreso de la Virgen "totalmente distinto a lo que hemos conocido hasta ahora"

Santiago Padilla a los pies de la Virgen de El Rocío, esta mañana en la parroquia de la Asunción de Almonte Santiago Padilla a los pies de la Virgen de El Rocío, esta mañana en la parroquia de la Asunción de Almonte

Santiago Padilla a los pies de la Virgen de El Rocío, esta mañana en la parroquia de la Asunción de Almonte / Josué Correa (Almonte)

La crisis sanitaria del coronavirus obliga a la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío a suspender por segundo año consecutivo la Romería de Pentecostés en su forma tradicional.

Así lo confirmó a primera hora de la tarde de ayer viernes el presidente de la misma, Santiago Padilla, quien también se lo hizo saber a los hermanos a través de una carta en la que indica que dicha decisión se ha adoptado "por responsabilidad y por coherencia con todo lo que hemos hecho hasta ahora, después de más de diez meses desde que dio comienzo la pandemia que nos azota de la Covid-19".

Por el contrario, Padilla añadió que la Hermandad sí celebrará Pentecostés, aunque no en el modo convencional en el que se ha venido haciendo hasta el año 2019, y en un formato que aún no ha sido definido al depender de cómo evolucione la situación a nivel epidemiológico durante los próximos meses.

Según prosiguió el presidente de la Matriz, se trata de una decisión que a estas alturas "a nadie debe coger por sorpresa" y que la Hermandad da a conocer ahora "porque seguimos en un escenario de incertidumbre absoluta, y porque creemos que, de este modo, arrojamos un poco de certidumbre a todos aquellos que tienen responsabilidades en la organización de la Romería".

La decisión de suspender la Romería de Pentecostés, precisó Padilla, lleva aparejada la suspensión de todos los actos previos habituales como las asambleas comarcales preparatorias de los caminos, el Cabildo de Elección de Hermano Mayor, del Domingo de Resurrección y la Asamblea General de Presidentes y Hermanos Mayores, así como también los actos previos al regreso de la Virgen a la aldea del Rocío, el cual no se llevará a cabo hasta que no se den "unas condiciones mínimas de seguridad" para ello.

Por otra parte señaló que "solo un cambio inesperado e imprevisible" en la evolución de la pandemia durante los próximos meses "alteraría esta determinación", al tiempo que añadió que habrá una preparación para la celebración de Pentecostés en Almonte entre los próximos días 21 y 24 de mayo.

Para ello, el Cabildo constituyó el pasado 12 de enero una comisión que, en breve, empezará a analizar "posibles escenarios y modos de celebrar este nuevo Pentecostés gozoso, con las limitaciones de todo tipo que nos marca la permanencia de la Virgen en la parroquia de la Asunción de Almonte". Algo que, por otra parte, es en estos momentos "impredecible" para la Hermandad, ya que "desgraciadamente son muchas las variables que en estos momentos seguimos sin controlar y sin poder despejar".

El presidente de la Matriz añadió en este sentido que "no es momento de aventurar nada" y ahora toca esperar para tener "una visión más completa" de la situación que pueda haber a finales de mayo para anunciar el programa de este nuevo Pentecostés, que afirma afrontar "con ilusión y esperanza".

Santiago Padilla, en nombre de la Hermandad Matriz, afirmó por otra parte que en estos momentos "tenemos que seguir centrando todos los esfuerzos en nuestras familias, nuestras empresas, nuestra parroquia, nuestro pueblo, en los órganos que vertebran nuestra sociedad y en nuestra comunidad de creyentes".

También tuvo Padilla palabras emocionadas para "tantos buenos rocieros que se han ido como consecuencia de esta pandemia, desde tantos lugares de la geografía española e internacional", invitando a los devotos de la Virgen del Rocío a "ofrecer este sacrificio por todas las personas que han sufrido y están sufriendo en primera línea de batalla las consecuencias del virus". Se refirió en este punto "a los enfermos, dolientes de los fallecidos,  sanitarios, agentes de la autoridad y trabajadores de todos los ámbitos laborales que están sosteniendo el sistema en estas circunstancias tan difíciles".

El máximo representante de la Matriz almonteña agradeció a los rocieros "su esfuerzo por mantener viva la llama de la devoción hacia la Virgen del Rocío en tantos lugares de nuestra geografía, siendo, a la vez, cauce de esperanza para muchos en esta prolongada prueba que nos aflige", al tiempo que animó a todos a unirse a las oraciones a la patrona almonteña "para que interceda ante el Altísimo y sea nuestra principal fuente de fortaleza, consuelo y, sobre todo, esperanza en estos momentos, y en los que están por venir".

Preguntado por los detalles del programa para la celebración del Pentecostés de este año, el presidente de la Matriz enfatizó que está "supeditado" a la evolución de la pandemia, lo cual "desconocemos en estos momentos como va a estar en el mes de mayo", a lo que agregó que "lógicamente habrá un camino de preparación con unos hitos", pero "ahora es muy difícil saber en qué se va a concretar dicha programación".

En dicho camino, precisó, "trabajaremos con varias hipótesis que iremos dando a conocer en su debido momento", a lo que añadió que la preparación estará también "muy condicionada" por su celebración en Almonte, lo cual "ofrece muchas limitaciones, que todos conocemos, derivadas de la capacidad de la parroquia y de la plaza que la antecede".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios