Ragadíos

La Comunidad del Andévalo Fronterizo tiene permiso para regar 5.483 hectáreas

  • La Junta de Andalucía otorga la Autorización Ambiental Unificada. Agricultura firma la resolución que impulsa el proyecto de la primera fase de transformación en regadío

Presa del Andévalo proporcionará agua a los regantes del Andévalo Fronterizo. Presa del Andévalo proporcionará agua a los regantes del Andévalo Fronterizo.

Presa del Andévalo proporcionará agua a los regantes del Andévalo Fronterizo. / H. Información (Huelva)

La Delegación Territorial de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible en Huelva ha concedido la Autorización Ambiental unificada (AAU) al proyecto de regadíos de la Comunidad de Regantes de Andévalo Fronterizo (CRAF)..

El delegado territorial, Álvaro Burgos, ha firmado la resolución que otorga la AAU a la comunidad de regantes para el proyecto de la primera fase de transformación en regadíos de 5.483 hectáreas.

Los regadíos del Andévalo Fronterizo beneficia, en una primera fase a los municipios de Puebla de Guzmán, la ELA Tharsis, Alosno, Villanueva de los Castillejos y en una segunda fase hasta un total de 6.641 hectáreas se extiende a El Almendro y Villanueva de los Castillejos. En ellos se incluye un ramal norte para regar 717 hectáreas en Paymogo.

En la actualidad, para cubrir todas las fases y ramales de obras, la CRAF tiene disponibilidad financiera por importe de 29 millones de euro garantizada mediante avales bancarios de sus 37 comuneros que han hecho aportaciones proporcional a su superficie de sus parcelas a regar.

La inversión total del proyecto de regadíos incluida la transformación de las parcelas se prevén superior a los 80 millones de euros para cultivos de regadío.

La concesión de la Autorización Ambiental Unificado pone fin a un proceso de más de cuatro años

Las obras serán ejecutadas por la UTE Andévalo, formada por dos empresas del Grupo Suez Aquambiente Servicio para el Desarrollo del Agua SAU y Sando.

Los regadíos del Andévalo Fronterizo fueron declarados de interés general por la Junta de Andalucía  por Decreto 336/2003 y del Estado por Ley de PGE de 2010. La Junta de Andalucía concedió una subvención de fondos Feader de la UE para nuevo regadíos por importe de 12,4 millones de euros para proyectos y obras.

El presidente de la Comunidad, Juan Antonio Millán, ha dado orden de comienzo de las obras cuyo plazo de ejecución es de 14 meses a partir de ahora.

Los cultivos previstos para la transformación en regadío son los de olivos, cítricos, almendros y arándanos, aunque no están definidos con exactitud. En menor proporción, se podrán implantar otros cultivos de características similares como otros frutales de hueso o granados. La concesión de la AAU pone fin a un proceso de más de cuatro años con base en informes sectoriales favorables, además de las autorizaciones del resto de administraciones competentes.

“Era vital desbloquear este proyecto en una comarca con necesidades de desarrollo económico, sobre todo en el sector agrícola por su gran potencial. Huelva es una provincia predominantemente abrazada a la agricultura”, según el delegado territorial.

Burgos recordó que “la Autorización Ambiental Unificada es un instrumento de prevención y control ambiental, que dota de garantías al proyecto en todos los sentido y que contiene la Evaluación de Impacto Ambiental en esta primera fase”.

La Comunidad de Regantes Andévalo Fronterizo cuenta con concesión de aguas del Sistema General desde 2016, en un volumen máximo anual de 20.516.285 metros cúbicos al año, para el riego de una superficie de 5.590 hectáreas.

Está en tramitación la modificación de las características de la misma para ampliar el volumen otorgado hasta los 24.374.796 metros cúbicos y una superficie de 6.641 hectáreas. Entre otros trabajos, está prevista la construcción de las redes de distribución del agua desde la presa del Andévalo y balsas de almacenamiento de agua con sendas estaciones de bombeo.

La mayor de Huelva

La presa del Andévalo  es la mayor de la provincia de Huelva con 634 hectómetros, y posibilidades de ampliación a 1.034. Para ello es necesario ejecutar una obra que con expropiaciones tiene un coste de 15 millones de euros.

En 1989, la Asociación de Promotores de Regadíos de Huelva (Coprehu) promovió la construcción del embalse y para su cofinanciación se acogió a la Ley Gasset de 1911, garantizando agua urbana a pueblos del Andévalo y Condado y agrícola para los regadíos de Sur Andevalo, Andevalo Guadiana, Andévalo Pedro Arco y otros que desde 2014 ya tienen concesión.

Solo restaba regar con sus aguas los Regadíos del Andévalo Fronterizo declarados de interés general de Andalucía en 2003 y de interés general del Estado en 2009. La presa se terminó de construir en el año 2004 y desde entonces viene desembalsando agua por la toma de fondo del Chanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios