Provincia

La campaña Cine en el Pueblo acaba este mes

  • La Diputación Provincial pone en marcha esta iniciativa para poblaciones menores de 5.000 habitantes; el programa comenzó en El Campillo el 20 de julio y finaliza el día 11 en Alájar

La campaña lleva el séptimo arte a localidades que no tienen salas comerciales. La campaña lleva el séptimo arte a localidades que no tienen salas comerciales.

La campaña lleva el séptimo arte a localidades que no tienen salas comerciales. / H, Información

Alájar le pondrá el colofón el 11 de septiembre a la campaña 'Cine en el Pueblo', que arrancó el 20 de julio en El Campillo de la mano de la Diputación Provincial de Huelva. La iniciativa, destinada a poblaciones menores de 5.000 habitantes, cuenta con la participación de 46 municipios y aldeas de la provincia.

La campaña, una de las más reconocidas y participativas de la institución provincial, tiene por objetivo acercar las proyecciones cinematográficas a pueblos de la provincia que no tienen salas comerciales de cine, así como colaborar con estos municipios en la dinamización de su oferta cultural durante los meses de verano.

Nueve películas de reciente estreno, seleccionadas por Diputación siguiendo criterios de calidad, amenidad e interés general, conforman la oferta de este año, en el que, debido a la pandemia del COVID-19, se ha armonizado el disfrute de la actividad cinematográfica con la protección de la salud pública. Entre estas películas, títulos tan conocidos como 'Padre no hay más que uno' o 'Lo dejo cuando quiera'.

A pesar de las circunstancias especiales de este verano 2020, la campaña, como cada año, está teniendo una gran acogida entre los vecinos y veraneantes. Los municipios que se benefician de la actividad en septiembre son Encinasola, Paymogo, Higuera de la Sierra, Villarrasa, Cañaveral de León, Cumbres de San Bartolomé, Cala, La Granada de Riotinto y Alájar, donde, como se ha señalado, finalizará el 11 de septiembre.

Diputación puso en marcha la campaña 'Cine en el pueblo' en la década de los 90 con la intención de cubrir el vacío existente en programaciones culturales de cine. Hace dos años el programa emprendió una nueva etapa con la sustitución de la antigua máquina de 35 milímetros por las nuevas tecnologías y la proyección digital. Diputación invirtió 15.000 euros en la nueva equipación, al que cada año se suman los derechos de las películas que se proyectan.

El año pasado, 38 municipios y aldeas participaron en la actividad, que propició que vecinos y visitantes de pequeños municipios pudieran disfrutar, en sus plazas y terrazas, de la magia que representa el considerado como séptimo arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios