Provincia

Cartaya pone en marcha su primera delegación municipal permanente en El Rompido

  • El Ayuntamiento costero invierte más de 7.000 euros en reformar, acondicionar y habilitar el edificio del antiguo mercado del enclave costero, que presentaba un avanzado estado de deterioro

La alcaldesa cartayera visitó ayer las nuevas instalaciones junto con otros concejales del equipo de Gobierno La alcaldesa cartayera visitó ayer las nuevas instalaciones junto con otros concejales del equipo de Gobierno

La alcaldesa cartayera visitó ayer las nuevas instalaciones junto con otros concejales del equipo de Gobierno / Jordi Landero (El Rompido)

Las aproximadamente 2.000 personas que viven todo el año en El Rompido, así como las casi 8.000 con las que cuenta dicho enclave en época estival, no tendrán que recorrer a partir de ahora los 7 kilómetros que les separan de Cartaya -a los que se suman los de regreso- para realizar sus gestiones con el Ayuntamiento de dicha localidad costera.

Y es que el Consistorio cartayero presentó ayer viernes la primera delegación permanente que, dotada con presupuesto y personal propio, pone en marcha en su núcleo costero, donde los vecinos de El Rompido van a poder realizar los mismos trámites y gestiones, así como acceder a todos los servicios, que se efectúan en cualquiera de los edificios municipales situados en el núcleo principal de población.

Para ello, el Ayuntamiento de Cartaya ha realizado una inversión inicial superior a los 7.000 euros en reformar, acondicionar y habilitar el edificio del antiguo mercado de abastos de El Rompido, situado en pleno centro del enclave, el cual se encontraba desde hace años abandonado e infrautilizado, y que presentaba por tanto estado avanzado de deterioro.

Así lo indicaron ayer viernes en la visita que a las nuevas instalaciones realizaron la alcaldesa de la localidad, Pepa González Bayo, el primer teniente de alcaldesa y concejal de El Rompido y Nuevo Portil, David F. Calderón; y la concejala de Mantenimiento de Infraestructuras, Consolación Benítez.

Los trabajos realizados en el edificio se han centrado fundamentalmente en su fachada, concretamente en la reparación de las cornisas y canaletas, la restauración de la escalera de entrada y los accesos, el arreglo de los desperfectos ocasionados por la humedad, el acondicionamiento de la palillería y otros elementos exteriores, así como una limpieza a fondo.

Como subrayó la primera edil cartayera, con la puesta en valor de este edificio "damos un paso más en nuestra apuesta por acondicionar y preparar inmuebles y espacios públicos con el objeto de ponerlos al servicio de la ciudadanía", a lo que añadió que "en este caso se van a llevar a cabo actividades para los vecinos de El Rompido, a los que sobre todo se pretende acercar y mejorar el servicio municipal que reciben".

Para Calderón con la rehabilitación de este edificio "damos respuesta a un compromiso alcanzado con los vecinos de El Rompido, el cual hacemos realidad en los apenas siete meses que llevamos de gestión al frente del Consistorio cartayero", a lo que añadió que "esta actuación forma parte de un plan municipal más amplio cuyo fin es garantizar los servicios de proximidad en El Rompido y Nuevo Portil".

Finalmente la concejala de Mantenimiento de Infraestructuras indicó que la intervención "también forma parte del conjunto de actuaciones de embellecimiento, acondicionamiento y mejora de los espacios públicos que estamos desarrollando en los tres núcleos poblacionales de la localidad: Cartaya, El Rompido y Nuevo Portil".

La dotación y equipamiento tanto humano como material de esta nueva instalación municipal, según concluyó la alcaldesa, "se irá adaptando y ampliando en función de las necesidades que vayan demandando los propios vecinos de la zona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios