Provincia

La CHG continúa con el cierre de nuevos pozos por captación ilegal de agua en el entorno de Doñana

  • Está ejecutando la resolución sancionadora contra el Ayuntamiento de Almonte por la apertura de sondeos sin autorización en el paraje de 'La Cañada'

Uno de los pozos clausurados por la Confederación Hidrográfica. Uno de los pozos clausurados por la Confederación Hidrográfica.

Uno de los pozos clausurados por la Confederación Hidrográfica. / M. G.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, ha cerrado esta semana cuatro nuevos pozos sancionados en el entorno de Doñana, concretamente en el paraje 'La Cañada', donde suma ya más de 400 clausuras desde enero de 2008.

En concreto, desde el pasado miércoles, la CHG está ejecutando una resolución sancionadora contra el Ayuntamiento de Almonte por la apertura de dichos sondeos sin autorización, y está previsto que concluyan el próximo martes con el resultado del cierre de 4 grandes pozos hasta el momento, ha informado el organismo en un comunicado.

Esta ejecución da cumplimiento a un expediente infractor con fecha 2014, en el que el CHG denuncia y sanciona la existencia de captaciones ilegales de aguas subterráneas para el riego de frutos rojos en el mencionado paraje.

La resolución, firme en vía administrativa, informaba al Ayuntamiento del municipio, titular de los terrenos, de la obligación de inutilizar estas prácticas con la advertencia de ejecución forzosa y a su costa en el caso de no cumplir con dicha obligación en el plazo indicado.

Vencido este período, y ante la inactividad del Consistorio, la CHG informó al Ayuntamiento de Almonte del inicio de la ejecución forzosa, emplazándolos el pasado 11 de diciembre en la finca que comprende las captaciones ilegales, con el objetivo de acceder con todos los permisos al interior de la finca, como así ha sido.

Conscientes de que las medidas implementadas hasta el momento no conseguirían alcanzar los objetivos ambientales en los plazos previstos, el pasado 21 de febrero, la CHG inició la tramitación para declarar La Rocina, Almonte y Marismas como “masas de agua subterránea, en riesgo de no alcanzar el buen estado”.

Esta medida acaba de finalizar su consulta pública y continuará con la creación de comunidades de usuarios de las masas de agua subterráneas y la elaboración de un programa de actuación que ordene las extracciones y coordine las medidas para garantizar el uso sostenible del recurso.

Junto a las tareas de control, inspección y/o sanción de captaciones en el dominio público hidráulico, la CHG trabaja intensamente en la regularización de los derechos de riego para las 1.600 hectáreas de la Comunidad de Regantes del Condado y avanza en la modificación de los derechos de agua de las 496 hectáreas de la Comunidad de Regantes de El Fresno.

La CHG también podría contemplar el recrecimiento del embalse del Agrio, para disminuir las extracciones de aguas subterráneas en el entorno del Guadiamar; la puesta en marcha de la nueva estación depuradora de Matalascañas; y el impulso a la sustitución de los dos sondeos de abastecimiento más cercanos al Parque Nacional en el término municipal de Almonte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios