Condado

La CHG consuma el cierre de pozos agrícolas en Lucena del Puerto

  • Los regantes aseguran que se han sellado más de un centenar de captaciones de agua cuando el TSJA determinó 77

Uno de los pozos de agua en Lucena del Puerto sellado por la CHG. Uno de los pozos de agua en Lucena del Puerto sellado por la CHG.

Uno de los pozos de agua en Lucena del Puerto sellado por la CHG. / Canterla (Lucena del Puerto)

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) consuma el cierre de pozos agrícolas en Lucena del Puerto. Los técnicos del organismo de cuenca lo han hecho arropados por un fuerte dispositivo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para garantizar el sellado de las extracciones de agua subterráneas. Según los afectados han clausurado en los últimos días más de un centenar de sondeos y algunas balsas de riego.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictó la clausura de 77 pozos sancionados en terrenos públicos de Lucena, 66 de ellos en El Gago, 4 en Casa Beas y 7 más en el paraje denominado Magín. Los técnicos de la CHG intentaron cumplir la orden del TSJA el pasado 24 de junio pero cientos de agricultores, trabajadores del campo y vecinos de la localidad se lo impidieron a pesar de acudir a su jornada laboral acompañados por un gran número de agentes de la Guardia Civil.

Además, los regantes acordaron establecer un dispositivo de vigilancia las 24 horas del día para evitar la acción de los técnicos de la CHG. Sin embargo, tras un mes de movilizaciones, en la madrugada del pasado 28 de julio, durante la noche y tras coger a los regantes desprevenidos, los trabajadores del organismo procedieron al sellado de 17 pozos, al amparo de un fuerte dispositivo de seguridad compuesto por un centenar de efectivos de la Guardia Civil.

Los agricultores denuncian que se han clausurado más captaciones de agua que las que determinó el TSJA

Los agentes se desplegaron por una zona de una veintena de hectáreas por las que se distribuían las extracciones para evitar el acceso de los agricultores alertados por los que hacían guardia y llegaron a retener a alguno de ellos. A las 08:30 se dio por finalizado el operativo con el cierre de los sondeos.

Tras la intervención, los agricultores decidieron deponer su actitud e iniciar una serie de acciones. Mientras tanto, los técnicos de la CHG han continuado con el sellado de pozos desde la semana pasada y han puesto fin a un total 65 captaciones consideradas ilegales, según informó el Ministerio para la Transición Ecológica.

Los técnicos de la Confederación prosiguen así con las tareas iniciadas como parte del operativo para ejecutar la sentencia que obligaba al cierre de estos sondeos sin concesión, situados en monte público del municipio lucenero.

Los trabajos seguirán los próximos días con el cierre del resto de pozos ilegalizados por el Tribunal y el sellado de dos balsas de acopio y distribución, según la CHG.

Los regantes aseguran que las administraciones les permitieron abrir los pozos, ya que de hecho cuentan con contadores que instaló la propia CHG

El TSJA dictó en 2017 una sentencia, que obligaba al Ayuntamiento lucenero a la inutilización de estos sondeos y, en caso de no ejecutarse, al cierre subsidiario por parte del organismo de cuenca. El dictamen supone el fin a un proceso sancionador iniciado por la CHG en 2013, tras una denuncia de la Guardia Civil que motivó un expediente de infracción, resuelto por el organismo de cuenca desde 2014.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía constató que los pozos sancionados en Lucena se encuentran fuera de suelo agrícola regable determinado por el Plan Especial de ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana.

Los regantes aseguran que las administraciones les permitieron abrir los pozos, ya que de hecho cuentan con contadores que instaló la propia Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por lo que están dentro de la legalidad.

También afirman a que la Junta de Andalucía incentivó los regadíos en el Condado a través de subvenciones para el cultivo y la modernización de fincas, pasado el 2004, y que por tanto conocía perfectamente las parcelas en las que se iba a invertir el dinero.

Los agricultores reiteran que son los primeros interesados en clausurar las captaciones, siempre que llegue más agua de superficie. De hecho, afirman que ellos mismos han facilitado las coordenadas de la ubicación de los pozos, a cambio de agua superficial.

Los regantes están a la espera de que el ministerio autoriza el trasvase de 1,6 hectómetros cúbicos de agua de la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras a la del guadalquivir y que les conceda agua en precario. El alcalde de Lucena, Manuel Mora, ha solicitada la llegada de agua superficial tras el cierre de los pozos y la situación “dramática” en la que se han quedado los agricultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios