Condado

La CHG continúa con el sellado de pozos agrícolas en Lucena del Puerto

  • El organismo de cuenca asegura que ha cerrado 65 sondeos de un total de 77, mientras que los afectados elevan la cifra a más de un centenar

Uno de los pozos agrícolas en Lucena del Puerto sellado por la CHG. Uno de los pozos agrícolas en Lucena del Puerto sellado por la CHG.

Uno de los pozos agrícolas en Lucena del Puerto sellado por la CHG. / Canterla (Lucena del Puerto)

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) continúa con el cierre de pozos agrícolas en Lucena del Puerto. Tras el primer sellado de 17 captaciones de agua, los técnicos del organismo de cuenca han seguido con la clausura y elevan hasta 65 los sondeos, de un total de 77 sancionados, los que han dejado de funcionar, según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica. Sin embargo los afectados aseguran que se han cerrado más de cien pozos y algunas balsas.

Los técnicos de la CHG prosiguen estos con las tareas iniciadas el 28 de julio, que se tradujo con la clausura de 17 captaciobes, como parte del operativo para ejecutar la sentencia que obligaba al cierre de estos sondeos sin concesión, situados en monte público del municipio lucenero.

La CHG anuncia que los trabajos continuarán durante los próximos días con el cierre del resto de pozos ilegalizados por la Justicia y el sellado de dos balsas de acopio y distribución.

La Confederación está dando cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictada en 2017, que obligaba al Ayuntamiento lucenero a la inutilización de estos sondeos y, en caso de no ejecutarse, al cierre subsidiario por parte del organismo de cuenca.

Según el TSJA, los pozos sancionados se encuentran fuera de suelo agrícola regable (SAR) determinado por el Plan Especial de ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana de la Junta de Andalucía.

Los técnicos de la CHG intentaron cumplir la orden del TSJA el pasado 24 de junio pero cientos de agricultores, trabajadores del campo y vecinos de la localidad se lo impidieron a pesar de acudir a su jornada laboral acompañados por un gran número de agentes de la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios