Cuenca Minera

Atalaya Riotinto Minera obtiene la Autorización Ambiental Unificada

  • La Junta de Andalucía convalida definitivamente el permiso de explotación a la mina de cobre. La Consejería de Medio Ambiente ya emitió en enero un dictamen favorable

Nuevo molino para triturar mineral en la planta de Atalaya en Riotinto. Nuevo molino para triturar mineral en la planta de Atalaya en Riotinto.

Nuevo molino para triturar mineral en la planta de Atalaya en Riotinto. / Josué Correa (Riotinto)

La Junta de Andalucía ha notificado a Atalaya Riotinto Minera, empresa operadora de la mina de cobre de Riotinto, la resolución que convalida la Autorización Ambiental Unificada (AAU) original de la explotación onubense, según ha informado la compañía. Con ello se restituye la validez y eficacia administrativa de su autorización.

La autorización llega tras la emisión en enero pasado del dictamen favorable por parte de la Consejería de Medio Ambiente, por lo que la autoridad ambiental convalida ahora la idoneidad legal y técnica de la AAU de Riotinto y las prescripciones dispuestas en su Evaluación de Impacto Ambiental y en sus permisos ambientales.

La Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, emite esta resolución en ejecución de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 19 de septiembre de 2018, que había declarado anulable la Autorización Ambiental Unificada de la Mina de Riotinto apelando a consideraciones formales sin ninguna implicación ambiental.

El Alto Tribunal consideró que esta resolución estaba basada en una AAU que había declarado nula en septiembre de 2018 en una sentencia que apelaba a consideraciones formales sin ninguna implicación ambiental.

El TSJA anuló la anterior autorización ambiental por un defecto de forma

La compañía argumentó en su día que el dictamen ambiental emitido en enero reproduce los condicionantes técnicos ambientales impuestos a la actividad ya en el año 2014”, ya que “toda la documentación presentada por Atalaya había sido objeto de un análisis exhaustivo por parte de los distintos órganos administrativos ambientales, y los resultados ya formaban parte de las prescripciones ambientales dispuestas en la Evaluación de Impacto Ambiental de la mina”.

La empresa ha mantenido que frente a la exigencia de cierre de la mina expresada por “los colectivos ecologistas”, el dictamen especifica que para que pueda ordenarse una paralización de la actividad en el complejo minero debían cumplirse determinados requisitos que no concurren en este caso.

Atalaya y sus accionistas agradecen a todas las partes implicadas por “la feliz resolución de este escollo jurídico-administrativo”.  Una vez obtenida la plena validez de sus permisos, la compañía señala que “se encuentra en posición de centrarse en su estrategia de crecimiento responsable, ofreciendo un proyecto sólido a largo plazo para beneficio de todos los grupos de interés; con más inversión, más empleo, mayor crecimiento económico y valor añadido para su entorno”.

Culminado el proceso, la compañía cuenta ya con la seguridad jurídica administrativa necesaria para mantener la inversión en el histórico yacimiento minero de Riotinto.

Camiones cargando mineral en la corta minera. Camiones cargando mineral en la corta minera.

Camiones cargando mineral en la corta minera. / Josué Correa (Riotinto)

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI.

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 45.000 toneladas de cobre en concentrado en 2019. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre, y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 13 años. La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una gran inversión industrial, incluyendo importantísimas mejoras ambientales y la creación de más de 400 empleos directos e indirecto.

La implementación del nuevo proyecto+Riotinto, en el que la compañía invierte 80 millones en tecnología, impone un nuevo objetivo: llegar a la producción de 55.000 toneladas de cobre. Ello gracias a la incorporación de nuevas reservas de mineral y con la instalación de equipos que incrementan su capacidad de tratamiento un 60%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios