Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Renovables

Atalaya Mining proyecta en Riotinto una de las mayores plantas fotovoltaicas de España dedicadas a autoconsumo

  • El parque tendrá una potencia de 49,9 megavatios y se espera construir a mediados de 2021

Una de las mayores plantas fotovoltaicas de España dedicadas al autoconsumo industrial se va a construir en Minas de Riotinto, como parte de las instalaciones de Atalaya Riotinto Minera, la empresa operadora de la mina de cobre del municipio. La compañía matriz, Atalaya Mining, ha dado la autorización a que se ponga en marcha el proyecto, con una potencia de 49,9 megavatios, que será, además, el primer parque solar al servicio de una explotación minera en todo el país.

La compañía ha afirmado esta mañana a través de una nota de prensa que este proyecto reafirma "el fuerte compromiso de la empresa con la innovación, la sostenibilidad y la energía verde". Ha habido, tiempo atrás, un periodo de análisis y consultas con actores del mercado de las renovables, que ha dado lugar a que Atalaya anuncie a sus accionistas, y haga público hoy, que en las próximas semanas comenzará el proceso para obtener los permisos y la financiación necesarios para acometer una inversión que superaría los 30 millones de euros.

Las previsiones iniciales sitúan el arranque del proyecto de construcción en la mitad del próximo año 2021. El emplazamiento de la nueva planta abarcaría unas 60 hectáreas de suelos mineros históricos propiedad de la compañía convenientemente restaurados.

La nueva planta fotovoltaica, pionera en el sector, podría ofrecer una reducción anual de más de 40.000 toneladas de emisiones indirectas de CO2, equivalentes el consumo de 173.000 barriles de petróleo. En este punto, hay que tener en cuenta, indican, que el consumo eléctrico representa el 70% de la huella de carbono de la operación minera.

Atalaya destaca que reafirma así su apuesta por contribuir a iniciativas globales contra el cambio climático, como el Pacto Europeo por el Clima o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. "Es una apuesta estratégica por la sostenibilidad, promoviendo un consumo energético responsable, sostenible y competitivo para la producción de cobre, metal imprescindible para un futuro descarbonizado".

Esta iniciativa tiene, además, un componente social, pues se trata de una inversión 100% sostenible, indican desde la compañía, que quedará en servicio después del fin de la vida de la explotación minera, generando empleo e ingresos para el territorio de manera indefinida. La puesta en servicio de esta instalación viene a sumarse a la gran inversión realizada por Atalaya en la Cuenca Minera de Riotinto, que supera los 300 millones de euros.

El consejero delegado de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira, ha hecho hincapié en la importancia de este proyecto: “Es un paso más en la sostenibilidad ambiental y económica de esta mina legendaria, y una apuesta por el futuro sostenible que todos debemos contribuir a crear. El cobre es en sí mismo un metal verde, imprescindible para la revolución renovable. Vamos a multiplicar su valor como agente del cambio a las energías limpias, pues ya desde su fabricación contribuimos a un futuro libre de carbono. Esta concepción es parte de nuestro ADN, basado en los conceptos de innovación, eficiencia y sostenibilidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios