Cartaya

Asaltan un colegio, una guardería y a un repartidor de mensajería

  • Los cacos roban el motor de una hormigonera en una caseta de obras del Ayuntamiento

Las rejas de la ventanas forzadas del centro de educación Maestro Juan Díaz Hachero. Las rejas de la ventanas forzadas del centro de educación Maestro Juan Díaz Hachero.

Las rejas de la ventanas forzadas del centro de educación Maestro Juan Díaz Hachero. / J. Landero (Cartaya)

La Guardia Civil investiga el asalto del que han sido objeto en las últimas horas un colegio y una guardería en Cartaya. Se trata del Centro de Educación Infantil y Primaria Maestro Juan Díaz Hachero, ubicado en la calle Gracia y del que los ladrones han sustraído unos 200 euros en metálico; y la Guardería Fresita, sita en la avenida de la Profesionalidad, de la que han logrado hacerse con un botín que ronda los 300 euros, también en metálico.

En el caso del colegio fue el conserje el que a primera hora de la mañana del viernes se percató de lo sucedido, al observar cómo había sido forzada la reja de una de las ventanas del despacho del director, la cual dejaron a medias, así como la reja de una de las ventanas que da acceso a la secretaría, por la que sí lograron entrar.

Fuentes del centro de enseñanza han señalado que en ambos despachos, ubicados en la zona administrativa y de dirección del colegio, todo estaba revuelto, y que el autor o autores del robo han logrado hacerse con un botín de unos 200 euros, que estaba previsto destinar a gastos de funcionamiento del colegio.

Las mismas fuentes no han podido precisar cuándo se cometió el robo, ya que la actividad en el centro concluyó el miércoles y la jornada del jueves fue festiva, por lo que nadie se había percatado de lo sucedido hasta el viernes.

A plena luz del día y a punta de navaja roban a un mensajero 900 euros

Igualmente detallan que para forzar las rejas, los autores del asalto habrían hecho palanca con una señal de tráfico que fue hallada arrancada en el recinto del centro, junto a la ventana por la que accedieron a su interior.

Por otra parte señalan que “de milagro” no se han llevado los “más de 1.000 euros” que la comunidad docente había reunido en los últimos días para adquirir décimos del mismo número del Sorteo de Navidad de la Lotería Nacional, y que “de forma casual” retiraron el miércoles del colegio. El centro ha interpuesto la correspondiente denuncia por estos hechos ante el cuartel de la Guardia Civil de Cartaya.

No es la primera vez este año que dicho colegio es objeto de un robo ya que fuentes del centro precisan que el pasado verano “también entraron a robar, aunque entonces no se llevaron nada, porque no había nada de valor en el interior de las instalaciones”.

Por su parte el robo en la Guardería Fresita, perpetrado también en las últimas horas, ha sido de similares características que el anterior. Y es que según fuentes de la dirección de dicha escuela infantil cartayera consultadas por esta redacción, el autor o autores del asalto entraron en las instalaciones por una ventana, la cual forzaron, aunque a diferencia de la anterior, ésta carece de rejas.

En la guardería revolvieron todos los cajones hasta que encontraron 300 euros

Del mismo modo accedieron al despacho de la directora, cuyos cajones “revolvieron” hasta hallar en uno de ellos una “cajita” con unos 300 euros que la guardería tenía reservados para la compra de material escolar. Las mismas fuentes han precisado que “han ido directamente al lugar donde estaba el dinero”, ya que en el resto de dependencias del centro infantil no hay indicios de que haya entrado alguien.

Pese a que la dirección de la guardería ha interpuesto una denuncia por estos hechos ante la Policía Local de Cartaya, la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y, de hecho, este viernes agentes de la policía científica han intentado, sin éxito, tomar huellas en el centro con el objeto de esclarecer la identidad del autor o autores de los hechos.

Por otra parte, según ha podido también saber esta redacción, en las últimas semanas se han perpetrado hasta tres robos en una misma caseta de obras que el Ayuntamiento de Cartaya tiene ubicada en la calle Naranjo por motivo de unas obras que se están acometiendo en la zona.

Según vecinos de la zona, el autor o autores de estos robos se han llevado del interior de dicha caseta el motor de una hormigonera, y una cantidad “bastante elevada” de sacos de cemento cuyo número “podría acercarse al centenar”.

Además, la Guardia Civil investiga el atraco del que fue objeto el viernes en Cartaya el trabajador de una empresa de paquetería, al que abordaron en una calle de la localidad dos personas con el rostro oculto para sustraerle la cantidad de 900 euros en metálico.

Coche de color negro

Según ha podido saber este periódico, los hechos ocurrieron a plena luz del día en la calle Río Piedras de Cartaya, una adyacente a la Avenida de la Feria, y los atracadores intimidaron al mensajero con una navaja, para huir posteriormente del lugar de los hechos en un coche de color negro. 

Según ha relatado a esta redacción el propio mensajero, que por motivos de seguridad y por temor prefiere mantener su identidad en el anonimato, así como el nombre de la empresa para la que trabaja, los hechos ocurrieron a primera hora de la tarde, concretamente a las 16.20 horas del viernes, y los autores del atraco llevaban los rostros ocultos con “gorras, gafas de sol y barba”.

El mensajero también ha confirmado que inmediatamente después del atraco acudió al puesto de la Guardia Civil de Cartaya, donde interpuso la correspondiente denuncia por estos hechos.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios