Provincia

Arranca en Valverde el curso más atípico de la historia para unos 1.400 alumnos

  • Las ampas de todos los colegios han firmado un comunicado lamentando que las administraciones competentes hayan dejado la responsabilidad a los centros

Docentes del CEIP Menéndez y Pelayo de Valverde del Camino desinfectan las manos de los pequeños al entrar en el centro. Docentes del CEIP Menéndez y Pelayo de Valverde del Camino desinfectan las manos de los pequeños al entrar en el centro.

Docentes del CEIP Menéndez y Pelayo de Valverde del Camino desinfectan las manos de los pequeños al entrar en el centro. / Javier Monterroso (Valverde del Camino)

Los cinco centros educativos de infantil y primaria de Valverde del Camino han dado la bienvenida a los casi 1.400 alumnos que han estrenado este jueves el curso más atípico de la historia.

La responsabilidad de los escolares ha colisionado de frente con el temor y la incertidumbre de los mayores, que han presenciado la entrada de los pequeños desde las vallas de los centros, como una de las medidas preventivas contra el contagio.

El resto de acciones del protocolo anti Covid-19 de los colegios valverdeños se resumen en el distanciamiento social, el lavado continuado de manos, la ventilación de las clases y el uso obligatorio de las mascarillas para los estudiantes mayores de seis años.

El regreso a las aulas se ha producido sin incidentes, pero con el descontento de la comunidad educativa por la responsabilidad otorgada a los colegios desde las administraciones competentes. De hecho, las asociaciones de madres y padres han firmado un comunicado lamentando esta circunstancia y mostrando su apoyo a los equipos directivos.

“Los directores de los centros no son sanitarios. En este manifiesto, les apoyamos, porque creemos que la labor que han realizado ha sido ejemplar; y pensamos que no deberían ser ellos los responsables de las decisiones que han tenido que tomar”, ha defendido Miguel Cabal, presidente del ampa del CEIP Menéndez y Pelayo.

El primer día de clases en la comarca del Andévalo se ha resuelto con la misma presión, pero sin ninguna incidencia destacable. Es más, en algunos de sus municipios, por su reducida dimensión, disfrutan de una posición privilegiada para cumplir con la ratio de alumnos recomendada. Es el caso, por ejemplo, del Colegio Público Rural Aderán I, que engloba a Villanueva de las Cruces, Cabezas Rubias y Montes de San Benito (El Cerro de Andévalo).

Por el contrario, la desventaja de este tipo de centros rurales es la necesidad de los profesores de movilizarse entre las diferentes localidades, lo que implica que el nivel de contagio se eleve. “Por ello, los docentes deben extremar, más si cabe, las medidas preventivas de seguridad sanitarias”, según ha indicado su director Sebastián Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios