Pesca

Aplazada la reunión del sector del cerco sobre la sardina ibérica

  • Todavía no se ha establecido el plan plurianual de gestión para la captura de la especie

Descarga y clasificación de sardina en el puerto de Isla Cristina. Descarga y clasificación de sardina en el puerto de Isla Cristina.

Descarga y clasificación de sardina en el puerto de Isla Cristina. / H. Información (Isla Cristina)

Los cerqueros de España y Portugal han suspendido la reunión que iban a mantener hoy en Isla Cristina, un encuentro en el que estaba previsto la situación actual de la pesca de la sardina, una especie que carece aún de un plan de gestión específico para este año.

En la reunión estaba prevista la participación de científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) y en ella se iba a evaluar la aplicación del plan plurianual de gestión y recuperación de la sardina ibérica, que se aplica desde 2018 y que estará en vigor hasta 2023.

Los profesionales reunidos en Isla Cristina debían presentar al Consejo Consultivo de Aguas del Sur (CCR-Sur) un dictamen sobre las posibilidades de pesca de la especie en durante el presente año. La última propuesta del ICES establecía un tope de capturas de sardina de 4.000 toneladas para la presente campaña Los pescadores entienden que después de varios años de limitaciones el caladero es capaz de soportar una pesquería de 30.000 toneladas.

Del total de las toneladas solicitadas, el 66,5% le corresponderían a Portugal y el 33,5% restante a España. A su vez, del cupo para las embarcaciones españolas el 60% sería para el Cantábrico Norte y el 40% para el Golfo de Cádiz, de forma que los barcos andaluces podrían capturar 4.020 toneladas de sardina, casi tres veces más que la cuota asignada para el año pasado.

La flota del Golfo de Cádiz demanda una cuota de 4.000 toneladas para 2020

El stock de sardina ha ido aumentado de forma progresiva en los últimos años, mientras que la cuota se ha ido reduciendo. Así, en 2017 el stock fue de 103.000 toneladas y la cuota de 17.000; en 2018 de 180.000 y 12.000, respectivamente; y en 2019 de 223.000 toneladas de stock y de 10.800 de cuota.

Según el sector del cerco, han sido cinco años seguidos de restricciones que han provocado pérdidas económicas para armadores y marineros, lo que ha llevado a los pescadores a una situación complicada y un futuro incierto, a pesar del esfuerzo que han realizado.

La flota del cerco, compuesta 82 barcos de Huelva y Cádiz, continúa sin saber la asignación de captura que tendrá. El cerco de la provincia onubense está compuesta por unas 40 embarcaciones, un número que se reparte entre los puertos pesqueros de Punta Umbría e Isla Cristina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios