Provincia

La Junta ejecuta seis obras en montes públicos afectados por el incendio de Almonaster

  • Álvaro Burgos, delegado territorial de Desarrollo Sostenible, visita las zonas en las que se realizan actuaciones de emergencia

Álvaro Burgos, durante la visita realizada a Almonaster La Real. Álvaro Burgos, durante la visita realizada a Almonaster La Real.

Álvaro Burgos, durante la visita realizada a Almonaster La Real. / H, Información

Álvaro Burgos, delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha visitado las zonas en las que la Junta de Andalucía ejecuta obras de emergencia por el incendio declarado en Almonaster la Real el pasado agosto.

Las actuaciones comenzaron antes de que se cumpliera un mes de la extinción por parte del Plan Infoca. La emergencia fue declarada y coordinada desde la dirección general de Medio Natural. En la actualidad son seis las obras que se llevan a cabo simultáneamente en los montes de Alcaidía (Almonaster la Real), el más afectado con 2.750 hectáreas, Mina Poderosa (El Campillo) y Las Gamas (El cerro de Andévalo). Los técnicos han dado prioridad a la Cuenca de la Rivera y Presa del Olivargas, garantizando el correcto suministro de agua a los usuarios, poblaciones cercanas, Comunidad de Regantes Andévalo Minero y compañías mineras de la zona.

La Junta, que dirige los trabajos, financia directamente cuatro de los trabajos, por un importe total de 1,4 millones de euros. Las otras dos cuentan con el respaldo económico del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico con un presupuesto de 1,3 millones.

“En estos trabajos era importante la celeridad, y la Junta fue sensible desde el primer momento a la importancia de actuar, y la continuidad. Y hoy podemos decir que están en marcha en tiempo récord todas las actuaciones necesarias de esta primera fase”, ha declarado Álvaro Burgos. El delegado territorial ha explicado que las “actuaciones de protección contra la erosión hídrica que se están desarrollando minimizan la pérdida de suelo y permiten, como consecuencia, la pronta implantación de especies vegetales”.

Álvaro Burgos ha estado acompañado durante la visita por el coordinador de la delegación territorial, José Enrique Borrallo, quien ha asegurado que “estos tratamientos selvícolas en la masa arbolada previenen la proliferación de plagas en las masas forestales no afectadas por el incendio”. “Además -ha añadido- la materia vegetal generada por estas cortas se usan como material constructivo para las infraestructuras hidráulicas”.

Las construcciones que ayudan a disminuir la energía de escorrentía y evitar así la erosión en la zona son básicamente fajinas y albarradas, sencillas estructuras manuales para las que se emplean piedras del lugar y fustes y ramas de los pies quemados una vez apeados y procesados. Estas actuaciones quedan reservadas para zonas con pendiente superior al 20 por ciento, que en el Monte de la Alcaidía supone más de la mitad de la zona afectada.

El delegado y el coordinador de la delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible han comprobado la solidez de estas estructuras de contención en varios de los seis tajos operativos en la actualidad y que se desarrollarán durante los próximos seis meses.

Las fajinas son estructuras diseñadas para la intercepción de la escorrentía mediante la disminución de la pendiente. Por otro lado, crean un microclima favorable para la colonización y desarrollo de la vegetación por la acumulación de materiales. Las albarradas, por otro lado, se emplean para el control del fenómeno torrencial en los cauces en aquellas cuencas caracterizadas por crecidas súbitas y violentas.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios