Provincia

Almonte pide más espacios y una mesa de la sanidad para mejorar el centro de salud

  • Los sindicatos denuncian que el edificio cuenta con los mismos espacios desde hace 20 años, a pesar de haber doblado, como mínimo, su plantilla por el aumento de la población de la localidad

Visita de la alcaldesa de Almonte al centro de salud. Visita de la alcaldesa de Almonte al centro de salud.

Visita de la alcaldesa de Almonte al centro de salud. / Huelva Información (Huelva)

Malestar entre los vecinos de Almonte y en el Ayuntamiento de la localidad por la situación en el centro de salud. Este se encuentra bajo presión por varias circunstancias, entre ellas el de que las instalaciones se han quedado obsoletas al haber aumentado la población considerablemente desde su construcción hace 20 años. A ello hay que añadir la masificación que sufren los pacientes con una población flotante en torno al trabajo agrícola que también ha crecido de forma notable y supone entre 10.000 y 12.000 personas más que se unen a las 24.100 censadas en la localidad.

Por ello, desde el sindicato de enfermeros Satse manifestaron a este diario que piden a las autoridades competentes que se aumenten los espacios para albergar nuevas consultas de enfermería y matrona y, por otro lado, el sector Salud, Sociosanitario y de Dependencia de FeSP UGT propone la creación de una mesa de la Sanidad, integrada por la Administración sanitaria, donde también “estén representados los profesionales, las centrales sindicales y el ayuntamiento de Almonte como representante de los ciudadanos”, para tratar todos los problemas que afectan al centro sanitario.

Además de la falta de espacio, los almonteños sufren una problemática que no solo se da en esta localidad, como es la falta de pediatras, que son suplidos por médicos de familia formados en esta especialidad. Así, desde FeSP UGT señalaron que “la falta de pediatras es manifiesta, aunque amplíen las consultas”, además de que “en cuanto a medicina de familia, también faltan médicos” aunque para el sector “no es lo grave”. “Lo peor viene porque la plantilla nunca está completa”, remarcan, debido a bajas laborales, entre otros motivos porque “el estrés en este centro es insoportable”, u otras causas como “vacaciones y asuntos propios”. Estas ausencias “no son sustituidas, por lo que las consultas de los profesionales que faltan hay que repartirlas entre el resto”, lo que conlleva que “la situación cada vez sea peor”, remarcaron fuentes sindicales. Esta masificación conlleva que “el servicio de urgencias se utilice, por parte de los ciudadanos, para lo que no se debe, es decir, patología banal”, explicaron desde FeSP UGT, lo que supone “saturar el servicio de forma que, cuando alguien llega realmente enfermo entre esperar y la desesperación que tiene para que lo atiendan, hace que la agresividad llegue a estadios más que lamentables”. Ello se traduce en que “los profesionales reciben muchas agresiones verbales y físicas”, subrayaron.

Por su parte, fuente de la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía indicaron a este diario que en la actualidad la plantilla se encuentra trabajando al completo y que se acaba de aprobar la llegada de nuevos profesionales al centro, como es el caso de un médico y un enfermero, que forman un cupo nuevo, un médico destinado a pediatría y un médico de refuerzo para contingencias.

Asimismo, las mismas fuentes señalaron que quedaron sorprendidos por la visita de la alcaldesa del municipio, Rocío del Mar Castellano, al centro de salud, uniéndose a las quejas de los ciudadanos al manifestar después en un comunicado municipal la “preocupación en el Ayuntamiento por el deterioro, las graves carencias y la masificación del centro de Salud”. Ello ha llevado a que “la alcaldía haya solicitado una nueva reunión con la Delegación de Salud de Huelva a la que también asistirá la nueva directora del centro”, Olga Martínez López.

Para la Delegación de Salud lo que subyace por parte del Ayuntamiento es un “claro interés político” y un supuesto “uso partidista de la situación”. Igualmente, insistieron en el compromiso del SAS en bajar la ratio médico-paciente a 1.500 pacientes por facultativo, que es la cifra que recomiendan que debe haber como máximo para una calidad correcta en la atención médica.

Actualmente, en el centro de salud de Almonte existen once médicos y once enfermeros, que aumentará en un cupo más a partir de diciembre. Sin embargo, las instalaciones son las mismas que cuando eran la mitad, seis cupos (seis médicos y seis enfermeros), por el año 2003 y 2004 aproximadamente. De ahí la insistencia de Satse de ampliar los espacios para que los profesionales puedan realizar su labor, ya que particularmente “los enfermeros y matrona cuentan con menos consultas que los médicos” y les resulta muy complicado coordinar su trabajo y poderlo llevar a cabo.

Además de estas circunstancias, el Ayuntamiento se ha quejado del “deterioro de las instalaciones, con tuberías obsoletas, roturas y humedades”, del que ha pedido información detallada. En este sentido, fuentes de la Delegación de Salud aseguraron a este diario que la tubería estropeada hace varios días se arregló en 24 horas y que no habías más incidencias.

La situación supone “un panorama muy preocupante y desolador, que ha tocado fondo y requiere de actuaciones urgentes” opinó la alcaldesa almonteña. Por todo ello, el Consistorio quiere aprobar la construcción de tres consultas destinadas a pediatría a raíz de un convenio firmado con la Delegación de Salud para que se pueda llevar a cabo, según fuentes municipales, idea que viene del anterior equipo de gobierno.Por su parte, desde la Delegación de Salud aseguraron que dan la bienvenida a esa ampliación, si bien al no haberse llevado a cabo a día de hoy, la Delegación tiene prevista la construcción de una consulta destinada a pediatría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios