HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Se empeñó Zapatero en negar, más de tres veces, que España estaba en crisis. Y así nos fue. Ahora, con elecciones a la vuelta de la esquina, los líderes políticos se niegan a mantener un debate sobre la situación económica de este país. Si alguno de ustedes acude a un mitin de alguno de nuestros representantes, observarán que no les dejarán preguntar ni cuestionar nada, pero también comprobarán que ninguno habla de la catastrófica situación económica que se avecina. Se niega aún más que Pedro ante los soldados romanos.

No se habla de la crisis que se nos viene encima. Alguien tiene que hacerlo. Nos iremos preparando pues. Si se fijan, tampoco hablan ni de educación ni de cultura. Para qué, si es algo que no interesa. Si es que ahora con las redes sociales todo el mundo está en posesión de la más absoluta verdad, ¿o debería decir de la más absoluta mentira? De la falta de educación, de la ausencia de cultura, de la generación de violencia, del olvido más claro de la bondad y la belleza. Es que ahora, en esta generación de humo solo existen las negaciones.

Esto me recuerda algo. Cuando un personaje fallece, hay personas que se aprovechan de ese fallecimiento. Esperan los años de rigor, para evitar que alguien cercano opine con conocimiento de causa, y cuando el tiempo ha borrado algunos rastros, se pone a hablar de él como si lo conociera de toda la vida. Recuerdo un caso reciente. Ahora acaba de salir un libro sobre una famosa intelectual española. El autor, solo sabe echarse en la obra en cuestión bendiciones sobre su "maravillosa relación". La autora me dijo en varias ocasiones que ese autor "era un muerto en vida, un pobre ignorante".

También me recuerda a las negaciones de muchos escritores frente a otros. Conozco a un autor que había negado en más ocasiones que Pedro a otro. Incluso llegó a vilipendiarlo públicamente alguna vez. Pues resulta que ahora el crítico es el mayor reseñista (y elogioso) del criticado. ¿Será que el crítico recibirá pingues beneficios con esa crítica? ¿O tal vez ha cambiado de opinión por mero interés? Negaciones. Se coge antes a un mentiroso que a un cojo. El patio está fatal. Hay que ser honrado, pero honrado no significa ser rico. Intelectualmente, la riqueza es una virtud que se otorga al honrado.

Decía Cervantes en El Quijote: "Debajo de mi manto, al rey mato". Hoy es el Día Mundial de la Poesía. Muchas felicidades a los poetas. Pero ojo, solo a los poetas de verdad. Para los demás, los que harán ruido en las redes, será un día más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios