Javier Ronchel

jaronchel@huelvainformacion.es

Un museo al alcance de Huelva

Hace unos meses cumplió 30 años un museo que ya no existe como tal en Huelva. Nació entonces como un proyecto singular, ciertamente innovador, rupturista en un momento que se prestaba a ello. Estábamos a las puertas de la Expo 92 y de todos los fastos asociados al quinto centenario del Descubrimiento, también del AVE (¡ay, AVE, aún desconocido aquí!), que en gran medida simbolizaron y significaron el cambio a una nueva modernidad en la época contemporánea.

Era en aquel momento alcalde de la capital Juan Ceada, en esos años de recuperación de la Casa Colón y el Gran Teatro, de configuración de la Avenida de Andalucía y Pablo Rada, cuando se creó una muestra escultórica permanente en las calles de la ciudad, en pleno acerado, al paso de los viandantes en el centro y aledaños.

Lo rompedora de aquella propuesta del Museo al Aire Libre de Huelva se acentuaba por el hecho de que era una ciudad muy diferente a la de ahora, con muy pocas calles peatonalizadas, pese a tener un centro urbano muy vivo, pero no tan preparado para el disfrute ciudadano.

Pese a que el Ayuntamiento logró una valiosa alianza con la industria para poner en pie esa muestra de 62 obras, la iniciativa tuvo también el rechazo de quienes no creían compatible el arte con algo tan mundano como transitar por las vías céntricas. Hubo algún accidente, quejas por molestias supuestas para el desarrollo de actividades puntuales, y tampoco faltaron los actos vandálicos, incluso robos, que deterioraron piezas de gran valor.

Fue un cúmulo de factores lo que acabó, a finales de la misma década de los 90, en el desmantelamiento de ese museo único, original reclamo turístico, desmembrado y desahuciado en almacenes, víctima de un injusto olvido entre una ciudadanía onubense que quizá no llegó a entender totalmente el valor, la dimensión y el potencial que podía ofrecer para la ciudad.

Con los años llegaron a recuperarse varias obras en el parque de Zafra y en otros puntos de la capital, aunque nunca de la forma con que fue concebido. Ahora parece que el Gobierno de Gabriel Cruz parece decidido a su total recuperación, con la inclusión en el Plan Turístico de Grandes Ciudades, aunque no se han dado detalles aún.

En tiempos en los que tanto se habla de abrir nuevos museos, habría que rescatar éste con toda su singularidad y su esplendor. Quizá en el Parque del Ferrocarril, el propio Zafra, el Paseo Santa Fe o cualquiera de las muchas zonas a peatonalizar. Huelva necesita de museos, de cultura, y de reconciliarse con un pasado no siempre tan malo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios