Cultura

Otra vez la niña malvada

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva y Al Andalus Ayamonte y Punta Umbría.- T.O.: "Orphan".- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 123 minutos.- Dirección: Jaume Collet-Serra.- Guión: David Johnson.- Fotografía: Jeff Cutter.- Música: John Ottman.- Montaje: Tim Alverson.- Intérpretes: Vera Farmiga, Peter Sarsgaard, Isabelle Fuhrman, C.C. H. Pounder, Jimmy Bennett, Margo Martindale, Karel Roden, Rosemary Dunsmore

Jaume Collet-Serra es un director catalán afincado en Estados Unidos donde en 2005 debutó con la película La casa de cera, por cierto, con Paris Hilton en su reparto. La factura del film ya nos indicaba las inclinaciones del realizador hacia el cine de terror. Sin embargo, daría un giro insospechado con su interesante visión del fútbol ¡Goool! 2: Viviendo un sueño (2007), que aquí ignoraron muchos de los más apasionados hinchas de este deporte que, por lo general, desconocen el cine como tantas cosas y se la perdieron. Incluía apariciones de famosos futbolistas, rutilantes figuras de aquel momento.

En La huérfana, Collet-Serra vuelve de algún modo al terror en una película cuyo estreno en Estados Unidos el pasado mes de julio ha causado un gran impacto hasta el punto de que algunas organizaciones del país se han manifestado en contra, alegando que ofrece una imagen muy negativa sobre el tema de las adopciones de niños. Lo que nos cuenta el film es el caso de un matrimonio, compuesto por Kate y John, que traumatizados por la pérdida de la que sería su tercera hija, fallecida antes de venir al mundo por complicaciones en el embarazo de Kate, lo cual le produce inquietantes pesadillas, deciden adoptar una niña. Contra lo que ellos esperan Esther, el nombre de la criatura, tiene unas tendencias psicópatas que no proporcionan la estabilidad y el sosiego que ellos deseaban sino todo lo contrario. Su presencia en el hogar, su insólita actitud, provocará extraños acontecimientos que descubrirán su origen más funesto.

Hay algo en La huérfana que, dentro de la larga filmografía de niños abandonados, desvalidos, crueles, malvados y tenebrosos -aquí alguno invoca el recuerdo de los pequeños asesinos tipo La profecía (1976), de Richard Donner; su secuela La maldición de Damien (1978), de Don Taylor, y una nueva versión The Omen, realizada en 2006 por John Moore-, establece ciertas diferencias o distanciamientos a su favor. A partir de su línea narrativa, coherente y sólidamente estructurada, se nos va descubriendo una propuesta altamente interesante dentro del género y de la forma en que han sido tratados estos casos. De esta manera consigue un grado de inquietud y desasosiego que acaba perturbando al espectador inmediatamente.

Buena parte de estos logros, además de la acertada dirección, se deben a la atinada actuación de la niña Isabelle Fuhrman, cuya interpretación ejerce una clara influencia imprevisible en el público. Lo cual se produce, es preciso decirlo, dentro de un clima frío, escalofriante, conmovedor, un efecto muy natural, producto de la sencillez con que está articulada la dramática acción. Mucho más que una película de terror, como alguno puede encasillarla para atraer al público más joven que tanto frecuenta este género, La huérfana es, esencialmente, un film de intensa intriga y sensible melodrama, que si no fuera por sus muchas concesiones especialmente al final, sobre el que titubea, alargando, su desenlace, sería un ejemplo que acierta a crear un clima tan desolador, inquietante, perturbador y angustioso, como hace mucho tiempo no veíamos. Esa irrespirable sensación de desasosiego y zozobra que siente el público, sobre todo por el comportamiento de la protagonista, convierte a esta puesta en escena en una pesadilla que se hace más larga por dilatar el director su conclusión distorsionando incluso el guión que, hasta ese momento, nos parece perfectamente construido. Tanto la niña -los que han visto la película entienden el entrecomillado y los que la vean comprenderán la razón-, la ya citada Isabelle Fuhrman, como la madre, la excelente actriz Vera Farmiga, desarrollan una actuación digna de elogio. En fin, película ideal para quienes adoran el suspense en el cine.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios