Arte | Paco Lara-Barranco La búsqueda del hombre ciego

  • El jiennense Paco Lara-Barranco expone hasta el domingo en el Museo de Huelva ‘Completando dibujo’

  • La muestra recoge un homenaje a la influencia de Marcel Duchamp y ‘La fuente’

“Si el señor Mutt hizo o no la fuente con sus propias manos, no tiene ninguna importancia. Él la eligió. Tomó un artículo ordinario de la vida, lo colocó de modo que su significado útil desapareció bajo el nuevo título y punto de vista –creó un nuevo pensamiento para ese objeto–”.

Ese texto forma parte del artículo The Richard Mutt case, publicado en la revista The blind man en mayo de 1917, a modo de respuesta a la Sociedad de Artistas Independientes, tras su negativa a exponer en una colectiva ese urinario reinterpretado por Marcel Duchamp como La fuente y firmado con el seudónimo R. Mutt.

Parece que hay consenso en que esa icónica imagen del arte del siglo XX fue la primera obra conceptual del mundo, creada (revisada) por Duchamp tras llegar a Estados Unidos y beber de las fuentes del dadaísmo. Más allá de la ejecución y de la propia estética del objeto prevalecía la idea del artista, el nuevo sentido que daba a algo cotidiano y esa apertura de miras que proponía al espectador. De algún modo estaba clarificando el horizonte, facilitando una visión para la ceguera de la persona, del colectivo.

'Pintura 139', de gran inspiración en Palermo. 'Pintura 139', de gran inspiración en Palermo.

'Pintura 139', de gran inspiración en Palermo. / Paco Lara-Barranco

No es casual que Paco Lara-Barranco (Torredonjimeno, Jaén, 1964) haya recurrido a ese texto para incorporarlo a Completando dibujo (de donde vienen las cosas), que puede verse en la sala Siglo XXI del Museo de Huelva hasta este domingo. The blind man searches es esa instalación que preside el espacio, que introduce al visitante y le invita a participar. ¿El espejo en la pared entre la rotulación? Nada mejor que el espectador se contemple a sí mismo entre esas palabras y se cuestione por el papel del objeto de arte. “¿Para qué sirve?”, pregunta el artista para revisar “las posibilidades de comunicación que aún tiene el objeto encontrado”, ese en el que halló una nueva utilidad el señor Mutt.

Reconoce el jiennense su “fascinación” por la figura del artista francés. “Su influencia en mi trabajo es capital, también en la pintura que realizo”. Por eso hay en este conjunto que expone en el Museo un homenaje a Duchamp y todo lo que representa su indiscutible aportación al arte.

Lara-Barranco invita al público a cuestionarse por el papel del objeto de arte

Acaso la presencia más evidente es la geometría de Rothko, que asume “por su gran carga evocadora” en el universo abstracto del que renegaba el genial pintor americano. Pero Lara-Barranco simplifica la explicación, abrazado al minimalismo: “Siento atracción por la pintura que se sustenta en la literalidad de la pintura sola”. “La pintura es la pintura”, dice, por hacer que ”pienses y sientas”. Y enlaza ahí con esas otras formas del color que dejó el alemán Blinky Palermo, recuadrado en la abstracción como valor de “la sencillez”.

Un papel esencial

El círculo se completa volviendo a Duchamp, al señor Mutt: “Con la pintura sólo busco implicar al espectador en el hecho artístico”, dando al público, al receptor, al perceptor, un papel “esencial”, más allá, cree, de “la pintura entendida como objeto autónomo”.

Todo en esta Completando dibujo (de donde vienen las cosas) es parte de un proceso evolutivo iniciado en sin definición hace tres años por Paco Lara-Barranco. De aquellas telas pintadas que sirvieron de arranque surgieron, con la reflexión, un año después, la geometría heredada, las ventanas abiertas al espectador en la superficie. Asegura que nunca antes había explorado este territorio pero ahora lo muestra como hábitat natural que hubiera sido siempre para su pintura. Y hasta este domingo lo comparte en el Museo de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios