Cultura

El oro de la otra Iberia llega a Sevilla

  • El Arqueológico acoge una ambiciosa muestra de los tesoros que buscaron los Argonautas en la Antigüedad · La cita, con 132 joyas de la Cólquide y Tartessos, ahonda en los vínculos entre España y Georgial 'El oro de los Argonautas'. Museo Arqueológico. Hasta el 20 de junio.

El Museo Arqueológico de Sevilla, con una remodelación integral en ciernes de su edificio, acoge en sus salas temporales hasta el próximo 20 de junio la exposición El oro de los Argonautas, una muestra que reúne 132 piezas de joyería de entre los siglos VII al IV a.C., de la antigua Cólquide (Georgia) y Tartessos, los dos extremos del mundo conocido en la Antigüedad. 82 de estas joyas se custodian en el Museo Nacional de Georgia y proceden de las excavaciones de la ciudad sacra de Vani, llevadas a cabo en 1969 y 2007, por lo que muchas no han sido vistas en público hasta ahora.

Con la colaboración de la Fundación Duques de Soria, embarcada en este proyecto desde 2003, y el apoyo del Ministerio de Cultura y la Junta de Andalucía, en España la singularidad de estas alhajas sólo podrá ser apreciada en la capital hispalense tras una gira internacional por museos de Francia, Alemania, Estados Unidos y Gran Bretaña.

Pero esta bella muestra de joyas -collares, diademas, pendientes, brazaletes, colgantes, anillos, vasos y selectas piezas de bronce- es, sobre todo, símbolo de las relaciones existentes entre España y Georgia. Las dos regiones compartían en la Antigüedad el nombre de Iberia y se correspondían a los dos confines del mundo hasta los que podían acceder los griegos y romanos en sus naves. En su lejanía, ambas zonas estaban unidas por la mitología que establece que los Argonautas, dirigidos por Jasón, viajaron desde el mundo clásico hasta esta región del Cáucaso en busca del Vellocino de Oro, una áurea piel de carnero de propiedades mágicas; y por la riqueza de sus abalorios, que muestran lo avanzado de ambas culturas.

Es por esta razón por la que este oro procedente de la Iberia oriental se exhibe junto a una selección de 50 joyas tartésicas más representativas del Arqueológico, como los Tesoros de Ébora (hoy, Sanlúcar de Barrameda) y Mairena del Alcor así como una de las réplicas del Tesoro del Carambolo (el original está custodiado en la cámara de un banco). Estas piezas, según el comisario, historiador y académico de Historia Martín Almagro-Gorbea "no son sólo joyas de oro, sino auténticos talismanes mágicos y ejemplos de la mentalidad, las creencias y los sentimientos de aquellas gentes". La exposición culmina con una especial alusión al Toisón de Oro, la condecoración más preciada de la Historia inspirada en el Vellocino de Oro, que hoy ostenta la Corona de España.

La presentación de El oro de los Argonautas estuvo arropada por representantes de los ministerios de Cultura de ambos países así como por David Lordkipanidze, director del Museo Nacional de Georgia y por José María Rodríguez-Ponga, secretario de la Fundación Duques de Soria. La Infanta Margarita y Carlos Zurita acudieron ayer por la tarde a la inauguración de esta muestra que, al igual que la del Carambolo, pretende recuperar con este tipo de apuestas el interés del público y los investigadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios