Cultura

El libro como obra de arte en la Gran Vía

  • La Feria Sinlugar se celebra hasta el domingo en los soportales de la Diputación

El libro elevado a la categoría de arte. Ejemplares originales en los que el autor combina ilustraciones y textos, introduce la variante de objeto escultórico o transforma antiguos volúmenes creando una pieza única. Todo ello se puede ver en la I Feria del Libro de Artista y Ediciones Singulares, Sinlugar, que se inauguró ayer en los soportales de la Diputación Provincial de Huelva, donde permanecerá hasta el domingo.

Artistas de Huelva y de fuera de la provincia muestran en la feria desde los distintos tipos de papel hasta el proceso de elaboración de un libro de artista. Alejandro Gaona, que lleva doce años dedicándose a la fabricación propia de papel, cuenta en su puesto con una selección de las más de cincuenta clases de papel que elabora. Hay artesanal decorado con técnica japonesa, papel de fibra (esparto, paja, tela vaquera...), de corteza estilo mexicano y papiros vegetales (de frutas y verduras).

Veinticinco artistas de distintos países y alumnos del Taller Artístico, de Huelva, que dirige Gustavo Domínguez, participan en un gran proyecto, un libro de autor de grandes proporciones titulado Este muerto está muy rico, realizado a través de la técnica del cadáver exquisito. Empezaron a trabajar en el libro hace casi dos meses. Cada artista hizo su obra (algunos ilustración y texto, otros sólo texto o ilustración) sin conocer la de los otros. La temática de partida era: El principio y el fin, y sobre ello se pusieron a trabajar, utilizando en los dibujos el blanco y negro, el alto contraste, ilustraciones que se realizaron dentro de un círculo, como símbolo del principio y el fin. Al final se unieron textos e ilustraciones y el resultado es "una obra casi infinita", apuntó Domínguez.

Textos y dibujos se pueden ir intercambiándose. "Lo divertido es la mezcla, cada movimiento evoluciona la obra", a lo que añadió que hasta doce artistas pueden estar contando la historia.

En la feria, Domínguez expone tres collage, de los que ha sacado estampas digitales selladas, estilo postales, con una serie limitada, con el objetivo de acercar su obra a todos los públicos. Por su parte, la ilustradora onubense Susana Pérez participa con dos libros de autor, uno de ellos basado en el principio y fin, "concebido con más pausa, más dirigido, en el que me he regido por el concepto de principio y fin", y otro sobre el caos, "sin orden ni concierto". En ambos, en los que ha estado trabajando un mes y medio, mezcla textos e imágenes, en las que ha utilizado carbón, lápices, bolígrafos, acuarelas y collage.

La artista onubense Francisca Alfonso muestra por primera vez al público sus libros de artista e intervenidos , a lo que se lleva dedicado desde hace dos años. En los libros de artista realiza todo el proceso (ilustración, texto y edición). Entre sus obras se encuentra Cuprum, en la que las ilustraciones están realizadas con hilo de cobre. Los intervenidos son libros antiguos que transforma incorporándole nuevas piezas, entre ellas de cerámica.

María Rosa Hidalgo y Jaime Romero presentan Arma Poética, una editorial que acaban de poner en marcha en Sevilla, cuya primera edición será EROS en el espejo, de Pepe Criado y Antonio Carbonell, cuya portada e ilustraciones exponen en la feria. En su puesto, María Rosa Hidalgo realiza una exhibición en directo del proceso de creación del libro objeto, salvo la impresión realizada previamente.

La artista plástica sevillana Mª Ángeles Tello, participa con Crochet Editor. En su expositor dibuja ilustraciones de sus cuentos, protagonizados por un camaleón, "un personaje de Huelva, descendiente de una familia de dinosaurios". El formato es un cuento y un muñeco realizado en croché. También expone libros objeto. Tello es escultora y empezó el pasado año con los libros de artista. Apuesta por libros de autor complementados con obra escultórica de ganchillo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios