Cultura

'El instante y la herida' de Fariñas se expone en el Bararte de Robles

  • La pintora presenta en Nerva una decena de obras con fuerte carga de simbolismo identitario local

Imagen de la obra Autorretrato, de Cirilo Fariñas, expuesta en Nerva. Imagen de la obra Autorretrato, de Cirilo Fariñas, expuesta en Nerva.

Imagen de la obra Autorretrato, de Cirilo Fariñas, expuesta en Nerva. / hipólito

La pintora Laura Cirilo Fariñas expone durante estos días en la Cervecería Robles de Nerva la colección El instante y la herida. Se trata de una decena de obras, algunas de ellas realizadas sobre poemas de Iván Alejo, con una fuerte carga de simbolismo identitario, fácilmente reconocible en esta zona minera.

Fuerza y pasión confluyen en una misma línea de trabajo que moldea una interpretación de la realidad sustentada en el compromiso. La obra de Fariñas es una continua provocación que persigue una reflexión más allá de la simple opinión. Es una llamada de atención, una alerta constante, un grito de rabia y de dolor que surge desde las mismísimas entrañas para remover conciencias.

De esta pequeña colección, llama poderosamente la atención El último poema, Corta Atalaya sobre poema de Iván Alejo. Esta obra, técnica mixta sobre papel amate de 40x60, es el eje sobre el que vertebra la muestra. Un guiño cómplice a la iconografía surrealista de Dalí y Buñuel en uno de los fragmentos más excitantes del famoso corto Un perro andaluz. El ojo de Corta Atalaya es el icono que identifica la tierra minera de la artista nervense. Laura Cirilo Fariñas lo hace aparecer y desaparecer para conectar lo interno con lo externo, lo subjetivo con lo objetivo. El inconsciente que da lugar al arte para sacar lo más profundo de las entrañas. Por increíble que parezca, aún no tiene comprador.

Otra que ya sí tiene dueño, Corazón callejero, emerge con fuerza desde el rincón. Técnica mixta sobre papel artesano 35x50. Nada más verlo, nadie puede abstraerse a la fuerza con la que ese corazón hace fluir el caudal de sentimientos que surge y converge en el órgano central de la propia existencia de la sociedad local. Un continuo ir y venir de sensaciones se agolpan en la mente de quien lo observa, a la misma velocidad que la pasión discurre por el torrente de sus calles y avenidas en forma de venas y arterias.

Hace poco más de un año, Fariñas se estrenaba en el museo Vázquez Díaz de Nerva con la muestra Sigillum Artis. La exposición resultó todo un éxito. La pintora profundizaba en la dirección del trabajo presentado en su penúltima muestra, Anaideia: la reflexión sobre el signo y su relación con la figuración, así como las posibilidades expresivas de la descontextualización y el extrañamiento de lenguajes cotidianos que, redescubiertos a la luz de la plástica, revelan la potencia poética de la propia cotidianidad.

La Cervecería Robles, ubicada frente a la emblemática torre del reloj del Ayuntamiento de Nerva, viene ofreciendo con éxito desde hace años diferentes exposiciones de pintura y fotografía de artistas de la zona. Por las paredes de su Bararte han pasado decenas de pintores: veteranos de la talla de Jesús del Toro, Vicente Toti, Granados Valdés, Juan Barba, Pascual hijo, los hermanos León o Manuel Aragón, por poner tan solo algunos ejemplos; y jóvenes como Diyo, Mar Ruiz, Ángeles Cadel, etc. Ahora, hasta finales de febrero, muestra El instante y la herida, de Laura Cirilo Fariñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios