Cultura

'Un baño sin barreras' llega a El Portil

  • Esta iniciativa llevada a cabo por Cruz Roja permite el baño a personas con discapacidad

La XIV edición del programa Un baño sin barreras quedó inaugurada ayer en la playa El Caño de la Culata, en El Portil, que por segundo año consecutivo acoge esta iniciativa dirigida a ayudar a personas con discapacidad. Sus aparcamientos, duchas y baños adaptados han sido los responsables de que estas jornadas se desarrollen en esta zona.

En las playas de Huelva es muy difícil encontrar a personas con discapacidad, ya que éstas no cuentan con una buena accesibilidad. Por eso, los voluntarios de la Cruz Roja se encargan, con este proyecto, de recoger a los usuarios en sus hogares, desplazándolos hasta la playa con sus vehículos adaptados donde disfrutan de un baño en el mar, gracias al Anfibuggy, un aperitivo y la compañía de los voluntarios. Este servicio va destinado tanto a los particulares como a las asociaciones encargadas de ellos.

El principal objetivo de este programa es dinamizar a este colectivo con dificultades de movilidad, ofreciéndoles entretenimiento a través de una actividad integral que engloba funciones sociales y lúdicas. Los acompañan durante una jornada en la que pueden disfrutar del tiempo libre como cualquier otro ciudadano. Gracias a este proyecto hay personas que pueden gozar de su primer baño en la playa.

Dentro de esta iniciativa, destaca el gran papel que realizan los voluntarios de Cruz Roja. Estos son jóvenes de hasta 35 años, con una formación adaptada al colectivo, que se vuelcan en esta actividad con la única recompensa de recibir la sonrisa y el cariño de los usuarios.

En la XIV edición de estas jornadas, como novedad, se ha aumentado un día a la semana el servicio, por lo que los onubenses con discapacidad podrán acceder al baño los lunes, miércoles y viernes durante los meses de julio y agosto. De esta manera se da respuesta a la gran demanda existente, ya que cada vez son más las asociaciones y los particulares que se enteran de esta actividad y acceden a ella.

Este verano se prevé un aumento del número de personas con discapacidad que hará uso de este programa llegando a los 300 usuarios, más del doble que ediciones anteriores, ya que esta iniciativa supone para ellos una vía de escape en su monótona vida.

A la inauguración de Un baño sin barreras 2013 asistió el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, que estuvo acompañado de la teniente de alcalde de Familia, Servicios Sociales y Juventud, Pilar Miranda. Para algunos de los usuarios de la asociación Aspapronias fue el primer baño de la temporada.

Esta iniciativa llevada a cabo por Cruz Roja, junto con el Ayuntamiento de Huelva y el Consejo Local de Discapacidad, cuenta este año como novedad con la financiación de Obra Social La Caixa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios