MANOLO GARCÍA. cantautor

"Vengo con la confianza de que el público onubense ya ha respondido"

  • El cantautor catalán regresa a La Rábida tras su último concierto en el Foro, en el año 2012

  • Huelva es la penúltima parada de la primera parte de la gira 'Geometría del rayo'

Manolo García, durante un concierto en Zaragoza en el año 2016 Manolo García, durante un concierto en Zaragoza en el año 2016

Manolo García, durante un concierto en Zaragoza en el año 2016 / EFE

-Tiene uno de los públicos más fieles de nuestro país, ¿cómo afronta su nueva gira?

-Es una alegría, se disfruta. En estos tiempos que estamos viviendo es una suerte decir eso. La música es mi pasión y estoy agradecido cuando veo que la gente responde a la convocatoria. Yo vengo de principios duros. Hay carreras artísticas que surgen en cuestión de meses y a mí me ha costado veinte años de mi vida, paso a paso. En la situación en la que me encuentro, salir al escenario y ver que el público acude a mis canciones sabiendo a lo que va, es una gozada.

-Con una larga trayectoria a sus espaldas, ¿qué aspectos de la música le quedan por explorar?

-La música, como todas las artes, es un territorio intangible e infinito. No hay manera de acabar con él, de agotarlo. Cuando parece que todo está inventado, surge alguien de una nueva generación que aporta una llamarada de emoción en lo artístico. Eso es, precisamente, lo que busca el músico, esa canción maravillosa o ese concierto impecable.

-Es un artista que se desmarca un poco de la industria musical, ¿por qué?

-Yo intento ir a mi aire. No me interesan las radiofórmulas ni la música comercial. Una cosa es vender discos y otra cosa es hacer música comercial a posta, intentar hacer algo fácil para entrar a las personas de un modo sencillo. Yo hago mi carrera sin pensar en las personas a las que me dirijo. Me dirijo a mí mismo. Siempre intento ser honesto, no estoy trabajando, sino intentando ser feliz. Es importante la sinceridad, y no trabajar pensando en lo que le guste a los demás, sino hacerlo pensando en lo que te guste a ti.

"Los recuerdos que tengo de Huelva son muy bonitos, sobre todo, cuando tocaba mis primeras veces"

-¿En qué medida influye la vida misma sobre su música?

-Es clave, buscas algo vital todos los días. Yo soy bastante escéptico con el mundo que me rodea. Veo tocada a nuestra sociedad. El mundo siempre es complicado y el refugio de muchos, entre los que también me encuentro, así como la plataforma de salida hacia otros mundos líricos y de ensoñación, es la música, la pintura o la literatura. A veces, el humor es muy burdo y falta inteligencia y bondad en los seres humanos. Es cierto que hay mucha inteligencia y muchísimos avances, pero estamos en un pozo de donde no somos capaces de salir. Para mí, el arte es salir de ese pozo profundo, de lo prosaico, del sufrimiento y de las injusticias. Busco arrimarme a la luz con la música, las canciones y los conciertos. El motivo de la vida es estar alegre, sobrellevar los malos ratos, trabajar el corazón y que dé los brotes adecuados.

-¿Qué transmite Geometría del rayo?

-La fascinación por la vida, mi vivir de cada día. Vivo de forma natural, sin esperar demasiado, pero sin rechazar nada. No hay que esperar que pase algo maravilloso en tu vida, simplemente respirar y ver el sol, que es más que suficiente. Eso te lleva a situaciones estupendas. El disco está hecho con una ilusión de vivir, de despertar y ver que tienes a tu alcance una guitarra, un lápiz y un papel.

-¿A qué tipo de personas se dirige, fundamentalmente, su nuevo disco?

-El disco lo dedico a aquellos que hacen un esfuerzo para llegar al siguiente escalón. Cuando llegan, quieren algo más en todos los ámbitos (cine, música o pintura). La idea es no conformarte con lo que te dan masticado. Hay que divertirse y huir de la monotonía.

-¿Cuál es la razón del cambio de músicos en cada trabajo que publica?

-Trabajar con músicos con los que no has trabajado nunca es un reto, una aventura. Siempre implica un esfuerzo extra. Lo más fácil es trabajar con los mismos de siempre, pero ahí, si te descuidas, siempre repites la misma fórmula y acabas haciendo lo mismo. A mí me gusta ir cambiando. Llevo muchos años con mi banda en las giras, pero siempre hay un elemento nuevo que aviva un poco la hoguera. En los discos siempre me gusta conocer gente nueva, sentirme despierto y vivo, no repetir siempre lo mismo. Por ello, voy cambiando de equipos, voy buscando ese reto y esa necesidad de ver cómo resuelvo algo. Es muy agotador, pero muy bonito. Además, para mí es una escuela, pues de todos ellos aprendes.

-Ya ha estado en Huelva con anterioridad, ¿qué recuerdos tiene del público onubense en sus conciertos?

-Yo siempre que salgo a un escenario tengo un gran cariño por la gente que acude. Rápidamente, siento la emoción. Los recuerdos que tengo de Huelva son muy bonitos, sobre todo, cuando tocaba mis primeras veces y era bien recibido. Voy al concierto ilusionado, con la idea de que no puedo fallar y de que tengo que hacer que la gente pase una noche estupenda. Es un intercambio de respeto, donde tengo que salir y dejarme la piel. Voy con la confianza de que el público onubense ya ha respondido.

-Cuando viene a Huelva, ¿qué lugar le gusta visitar?

-Algo característico que me llama la atención de Huelva son las dehesas y los encinares. Son los lugares que más disfruto cuando vengo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios