Cultura

Radford lleva al cine 'La mula', la novela de Eslava Galán sobre la Guerra Civil

  • El director de 'El cartero y Pablo Neruda' comienza el rodaje en septiembre, en Córdoba · Los jóvenes Mario Casas y María Valverde son los ganchos de una historia ambientada en la batalla de Peñarroya, en enero del 39

La historia de un cabo acemilero de la Falange que encuentra en enero de 1939 una mula de la que no quiere separarse, porque sueña con un futuro al lado de su mujer, sus hijos y la mula arando sus tierras, pondrá "la Guerra Civil española en el mundo". Ése es el propósito del cineasta Michael Radford (El cartero y Pablo Neruda) que presentó ayer en Madrid el rodaje de La mula, una película basada en la novela homónima del jiennense afincado en Sevilla Juan Eslava Galán que escribe con ironía y humor un tierno relato antibelicista.

Radford llevaba años acariciando este proyecto; básicamente desde que leyó la edición inglesa del libro que el prolífico escritor publicó en 2003. "Después de dos años y medio de sos y arres por cuestiones de financiación, el rodaje comenzará en septiembre, en Andalucía", en concreto en Montoro (Córdoba). Ésas son las previsiones para esta producción de la española Gheko Films, la británica Workhouse y la irlandesa Subotica que cuenta con un presupuesto de 7 millones de euros y el respaldo de TVE y Canal Sur .

"Es verdad, es otra película sobre la Guerra Civil, pero no es una película política, sino humana. Por primera vez se verá una mirada universal: la de todas las guerras. Quiero que se pueda entender en todo el mundo aunque no se conozca el conflicto", comentaba a Efe el director de películas como El mercader de Venecia o 1984.

No en vano, con esta cinta Radford completa una trilogía de "tragicomedias en contexto europeo protagonizadas por gente corriente a la que el mundo caótico pretende omitir". Esta triada arrancó hace 25 años con Otro tiempo, otro lugar, ambientada en Escocia durante la Segunda Guerra Mundial con un ama de casa como protagonista. Fue continuada por la hermosa fábula El cartero y Pablo Neruda (1994), sobre el iletrado isleño que entabla una entrañable relación con el autor de 20 poemas de amor y una canción desesperada; una película que ha recaudado ya 150 millones de dólares.Y la cierra La mula, basada en el libro de Eslava Galán.

Las peripecias del protagonista durante los últimos días de la guerra, cuando se libraba la batalla de Peñarroya-Valsequillo (el último choque importante de la Guerra Civil) escapaban de la imagen maniquea que se tiene de los bandos. "Cuento la aventura real que le tocó vivir a mi padre en la guerra cuando se incorpora al regimiento. Y luego introduzco pasajes de ficción como cuando Franco lo condecora héroe en Burgos", explica el escritor a Diario de Sevilla. "Después de un tiempo estudiando la novela, Michael [Radford] se vino a Sevilla y entre los dos escribimos el guión", comenta el autor de En busca del unicornio, que no oculta su satisfacción por el resultado final de la escritura y por la "excelente" relación que entabló con el cineasta. "Hay muchos novelistas que se quejan de que no han sabido adaptar sus libros al cine, pero yo sólo puedo decir que estoy muy contento del guión y del interés del equipo en la historia", explica.

La película, que llegará a los cines previsiblemente a mediados de 2010 -la intención es presentarla en el Festival de Cannes- , "abarca toda la novela", según Eslava Galán. "Le propuse al director si quería otro final, más cinematográfico, pero quiso ser fiel a la novela y a los personajes", valora.

En el rodaje, que se prolongará durante ocho semanas, intervendrán hasta 70 actores. La cabeza del cartel la forman Mario Casas (Fuga de cerebros, Mentiras y gordas) y María Valverde (La flaqueza del bolchevique), acompañados por rostros habituales de la pequeña pantalla como Pepa Rus y Secun de la Rosa (Aída) y Jorge Suquet (Herederos).

Todo lo que gira en torno a esta película es "muy especial", según cuenta su protagonista. Entró en el proyecto como secundario pero una vez que Óscar Jaenada (Camarón) rechazó participar por problemas de agenda, Michael Radford se convenció de que Casas era el idóneo para interpretar a este soldado mulero. "Me queda todavía documentarme más sobre la época y estoy trabajando el acento para asemejarlo al de Andújar", explica el intérprete que lleva ya dos fines de semana conviviendo con mulas para hacerse al personaje. "Miedo no me dan", bromea. Un primer paso para meterse en la piel de un joven de su edad pero de una época en la que se soñaba con un futuro "más sencillo": "Juan Castro, mi personaje, quería ser feliz con su mujer, su casa y sus mulas. No necesitaba más". La humildad de los personajes, insiste Casas, es el mejor gancho de la película y lo que hará que esta sencilla historia "llegue al corazón del público".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios