Cultura

'Pinoxxio' triunfa en unos Max que premian a Viyuela y Sánchez-Gijón

  • La obra de Ananda Dansa logra siete galardones Lola Herrera recibió el Max de Honor por toda su trayectoria de manos de su hija La ceremonia recuerda a Antonio Gades

Pinoxxio, una propuesta de Ananda Dansa a partir de la obra de Carlo Collodi, de la que ofrece una versión contemporánea y personal, fue la triunfadora de los XVIII Premios Max de las Artes Escénicas, que ayer celebraron su gala en el Teatro Circo Price de Madrid, en la que la cordobesa Olga Pericet no pudo lograr el trofeo a la mejor bailarina principal, que fue para Ana Luján por Pinoxxio. Este espectáculo de danza, teatro y música en directo que trata de la compleja relación entre padres e hijos y que no abandona el tono poético y divertido que marca el sello de la compañía logró siete estatuillas: espectáculo infantil o familiar, composición musical, diseño de vestuario, bailarina y bailarín principales, coreografía y elenco de danza. Los galardones a los mejores espectáculos de teatro, danza y musical fueron respectivamente para La piedra oscura, En el desierto y L'aneguet lleig (El patito feo).

"Solo en el respeto al otro se pueden buscar las soluciones; pactando sin imposiciones y con amor. Ese es el mensaje de Pinoxxio", subrayó su directora, Rosàngeles Valls.

La piedra oscura conquistó también los premios a la mejor dirección de escena (Pablo Messiez), autor teatral (Alberto Conejero), diseño de iluminación (Paloma Parra) y diseño de espacio escénico (Elisa Sanz). Es una obra del Centro Dramático Nacional ambientada en una habitación de un hospital militar cerca de Santander. Dos hombres que no se conocen están obligados a compartir las horas terribles de una cuenta atrás que quizá termine con la muerte de uno de ellos al amanecer. "Una palmadita en la espalda para seguir adelante", dijo Messiez sobre su reconocimiento.

Pepe Viyuela y Aitana Sánchez-Gijón fueron reconocidos como mejor actor y actriz principales por Rinoceronte y Medea. Los premios a las interpretaciones de reparto fueron para Joaquín Notario (El alcalde de Zalamea) y Julieta Serrano (Ninette y un señor de Murcia).

Lluís Pasqual (mejor adaptación por El rei Lear), Teatro de la Ciudad (mejor producción privada por Antígona) y Víctor Sánchez Rodríguez (autor revelación por Nosotros no nos mataremos con pistolas) fueron otros triunfadores de una velada que incluyó un homenaje a Antonio Gades y en la que Lola Herrera recibió, de manos de su hija, Natalia Dicenta, el Max de honor por toda su trayectoria. "Tener un trabajo vocacional es un regalo, el teatro es mi alimento", dijo la actriz, que añadió: "Ha sido una carrera de fondo sin relevos y es un privilegio a los 80 años disfrutar de los escenarios".

El mejor espectáculo revelación fue Danzad malditos, basado en la célebre película de Sydney Pollack y que recrea la época de la Gran Depresión en Estados Unidos, cuando se organizaban concursos en los que parejas bailaban de manera continuada, día y noche, hasta acabar extenuadas. El premio a la contribución a las artes escénicas fue para la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón.

Manuel Aguilar, presidente de la Fundación SGAE, solicitó la bajada del IVA en un discurso en el que defendió los derechos de autor. "Pedimos con firmeza a los responsables políticos: ayúdennos, pero ayúdense también y profundicen en las propiedades balsámicas de la cultura y ahonden en que supere el 4% como mínimo [del PIB]", indicó el responsable.

A la ceremonia asistieron el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que escucharon constantes referencias a la defensa de la cultura y a la necesidad de protegerla. La gala contó con la actuación de Asier Etxeandia, que rindió homenaje a David Bowie.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios