Cultura

La marcha de Noel Gallagher pone en peligro el futuro de Oasis

  • El guitarrista asegura que "ya no podía trabajar ni un día más junto a Liam"

El guitarrista y compositor británico Noel Gallagher anunció ayer "con alivio", y de manera oficial, que abandona Oasis porque "ya no podía trabajar ni un día más" junto a su hermano Liam, cantante del grupo. "Con algo de pesar y de alivio os anuncio que renuncio a Oasis", escribió el guitarrista en la web oficial del conjunto de pop. "La gente escribirá y dirá lo que quiera, pero simplemente ya no podía trabajar ni un día más junto a Liam", explicó.

Oasis, originaria de Manchester, es considerada como una de las bandas emblemáticas del denominado movimiento Britpop durante la década de los noventa, gracias a éxitos como Wonderwall o Roll With It. Sin embargo, los premios musicales obtenidos por los hermanos Gallagher se vieron ensombrecidos por sus controvertidos estilos de vida. Ambos habían tratado de acallar los rumores que apuntaban hacia una ruptura de la banda, especulaciones que aumentaron en los últimos días por la incomparecencia de Oasis en un concierto previsto para el pasado domingo en el V Festival de Chelmsford, en el sureste de Inglaterra.

Liam Gallagher desmintió en su página de Twitter las informaciones aparecidas en algunos medios, en los que se aseguraba que la banda había tocado ya su último concierto en Reino Unido, y dijo que su ausencia en Chelmsford se produjo porque había padecido una laringitis. El grupo tenía programado otro directo para el pasado viernes en París, que tampoco se celebró. "Disculpas para todos los que compraron entradas para las actuaciones de París, Konstanz y Milán", señaló en el sitio de internet.

En el festival parisino la banda Block Party, que actuaba antes que Oasis, fue la encargada de informar de que los hermanos Gallagher no saldrían al escenario. Muchos de los espectadores pensaron en un principio que se trataba de una broma, pero las pantallas gigantes instaladas a ambos lados del escenario sacaron este mensaje: "Como resultado de un altercado en la banda, el concierto de Oasis ha sido cancelado". Noel, de 42 años y su hermano pequeño Liam, de 36, nunca lograron entenderse del todo. Y tampoco se molestaron en ocultarlo: "Se necesita algo más que sangre para ser mi hermano", dijo recientemente Liam, vocalista de la banda, sobre Noel. "No le gusto y él a mí tampoco".

La brecha entre ambos parece haberse agrandado en los últimos años. A menudo suspendían conciertos y Noel pensaba en voz alta en iniciar una carrera en solitario. Los hermanos se culpaban mutuamente a través de internet, y en el estudio las jornadas rara vez discurrían de forma pacífica. Y en lo privado: Donovan, el hijo de Noel, no ha visto jamás a su tío Liam.

Aunque sus fans y seguramente sus millonarios éxitos les hicieran volver a juntarse una y otra vez, entre bastidores reinaba últimamente un gélido silencio, en el mejor de los casos. "Sólo nos vemos sobre el escenario, y allí estamos demasiado ocupados para mirarnos a los ojos", dijo Liam en una entrevista. Además, los Gallagher no sólo se hicieron la vida imposible mutuamente, sino que se enfrentaron con otros populares representantes del Britpop, superando límites que van mucho más allá de la falta de buen gusto. Noel llegó a desear a sus rivales Blur que murieran de sida y Liam calificó al ex Take That Robbie Williams de "gordo bailarín", tras lo que éste retó al primero a un combate de boxeo.

Es posible que el mayor de los Gallagher se centre ahora en labrarse una carrera en solitario. "Sabe que es capaz de hacer un álbum de éxito solo, es un artista magnífico", dijo el manager Alan McGee, que antaño trabajó con Oasis. Tampoco descartó que los hermanos vuelvan a tocar juntos, aunque tendrán que pasar años. "Noel es orgulloso. Ahora no dará marcha atrás".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios