Sorteos Euromillones: Un acertante de Huelva se lleva 110.000 euros

Entrevista

José Luis Pastor: "Después de 40 años, estoy satisfecho con mi aportación a la música antigua"

  • El artista de Aracena ha completado un hito inédito: grabar un concierto con todas las guitarras de la historia

José Luis Pastor en la Gruta de las Maravillas.

José Luis Pastor en la Gruta de las Maravillas. / H. I. (Aracena)

La provincia de Huelva sigue dando que hablar en el mundo por sus pioneros y José Luis Pastor tiene el privilegio de formar parte de esa nómina. Natural de Aracena, este medievalista es autor de proyectos musicales aplaudidos en los mejores auditorios del mundo. El último, un compendio de la Historia de la guitarra en doce instrumentos, hito respaldado por su larga experiencia como docente en conservatorios y director de la Muestra de Música Antigua Castillo de Aracena. Amablemente nos dedicó un tiempo para esta entrevista.

- Cumple diez años como director de la muestra de música antigua Castillo de Aracena. ¿En este decenio qué le gustaría resaltar? ¿Qué ha sido lo más gratificante?

- El agradecimiento del público, que incluso ha venido de muy lejos a deleitarse con la música. Ha habido un interés y un amor a este estilo, que tratándose de mis paisanos es algo que llevo en el corazón. Pese a las dificultades, grandes amigos han hecho posible una programación de calidad, de la que resalto a Hopkinson Smith, Robert Barto y Marc Lewon, profesor de Laúd medieval en la Schola Cantorum de Basilea. Hoy en día la Muestra de Aracena es un referente.

- ¿Qué significan la cuerda pulsada en general y la guitarra en particular para el lenguaje de la música antigua?

- La cuerda pulsada es una familia muy grande donde hay que distinguir entre instrumentos de tacto mecánico, como el clave, y de tacto directo, como la guitarra. Antes de ella estaban el laúd y el arpa. Entre los siglos XV y XVI se publicó las primeras partituras para guitarra, donde había unos rasgos específicos, como la afinación medieval, la cuerda de tripa de cordero y la pulsación de plectro. En cuanto a la escritura se contaba con la tablatura renacentista y el alfabeto barroco. Y en la guitarra se alternaba el punteo y el rasgueo.

- Hablemos de su reciente grabación del disco con doce guitarras, que comprende la Historia completa del instrumento; disco que se presentará en la próxima Muestra de Música Antigua. ¿Cómo surge la idea de agrupar doce guitarras distintas en un solo proyecto?

- Es la historia de la guitarra y también la mía. A los ocho años empecé a tocar flamenco con una guitarra que me regalaron mis padres. Crecí con la música de cantautores y tocando la guitarra eléctrica en una orquesta de baile. Luego hice la carrera clásica en el Conservatorio y paralelamente Laúd y Vihuela. Más tarde comencé mi periplo por los instrumentos medievales tras treinta años de investigación y conciertos. Fue cuando me di cuenta de que en mis manos había algo que nadie había hecho antes: grabar un disco con todas las guitarras de la historia.

- ¿Hay algo en común entre tal variedad de guitarras? ¿Un secreto que enamore a la primera escucha?

- Pienso que es su timbre, sonido y recursos técnicos. Una guitarra es algo especial, un instrumento mágico que hipnotiza a cualquier oyente. Uno se enamora igual escuchando un toque por mineras que con Asturias de Albéniz o The wall de Pink Floyd. La guitarra guarda ese poder mágico.

- ¿Opina que acercar a todos los públicos una amalgama de timbres, registros e instrumentos es una fórmula eficaz para ganar adeptos en el campo de la cuerda pulsada?

- Sí, pero no de cualquier forma. Uno no puede salir al escenario cual autómata tocando doce guitarras. Este proyecto abarca treinta años desde una actitud de recuperación histórico-patrimonial que dejará huella en el público tanto en la música como en la cultura. El concepto “concierto” está desfasado (salvo en el ámbito clásico). Abundan oyentes que no siendo eruditos disfrutan en los recitales.

- Después de la evolución que ha tenido la guitarra a lo largo de los siglos ¿piensa que todavía puede perfeccionarse? ¿Dentro de cincuenta años habrá guitarras de sonoridades nuevas?

- Como la tecnología avanza, la evolución es imparable. Ahora se está fabricando guitarras clásicas y flamencas con doble tapa, tratamiento de resinas en el interior, fondo y aros para buscar mayores potencia y proyección. Se trata de una búsqueda de sonido determinado donde cada luthier aporta su sello. Asimismo se está fabricando guitarras adaptadas a la forma de cogerlas. Y en las eléctricas ahora se prescinde la madera para ganar ligereza; tienen una sonoridad admirable.

- Uno de sus grandes retos fue abordar un disco titulado “The evidence”, donde se exalta la cuerda pulsada en solitario en la Edad Media. ¿Piensa que el mundo de la música entraña hechos insólitos que deben aflorar desde una iniciativa firme?

- Sí. Creo que hay que ser tan valiente como precavido. Fui audaz porque nadie lo había llevado a cabo. Largos años de investigación a base de fuentes, iconografía, instrumentos y sus técnicas me hicieron decidirme, a pesar de la poca ayuda y la escasez de intérpretes de laúd y guitarra medievales. La casa discográfica “Lindoro” acogió mi proyecto, y el fruto ha sido muy bueno. Así que me quedo con la sensación de haber aportado mi granito de arena a este universo de la cuerda pulsada medieval.

- ¿Qué ha supuesto para usted hacer música en la Gruta de las Maravillas? Interpretar en el corazón de ese prodigio natural de Aracena, su lugar de nacimiento ¿cómo le ha marcado en su vida? ¿Puede la música suscitar una mágica simbiosis con la naturaleza?

- Grabar este disco en las Grutas de las Maravillas ha sido una apuesta personal que ha tenido la complicidad de la compañía discográfica Contrastes Records, que ha llevado hasta allí su equipo de grabación. Las Grutas son una obra de arte de la naturaleza; cuando se la quiso hacer accesible al hombre se la dotó de caminos y electricidad. Las condiciones de la gruta están en perfecta sintonía con el proyecto. Yo nací muy cerca de las grutas y por sus alrededores jugaba de niño. Era aquel un mundo descontaminado de la tecnología actual. Por lo tanto, grabar allí este disco, que engloba una vida entera dedicada a la guitarra, aglutina lo profesional y lo personal.

- La música antigua ha tenido una difusión y una influencia muy grandes en el mundo de la interpretación hasta el punto de convertirse en cabecera de programaciones y cartelería. ¿Cree que dicho estilo es el que está más de moda en la actualidad?

- Los sonidos antiguos o históricos proporcionan al oyente una sonoridad distinta. La cuerda de tripa, el temperamento antiguo, la ausencia de llaves en los instrumentos de viento son una novedad para las bandas sonoras. Éstas tradicionalmente las han constituido grandes orquestas y pianos. Si hablamos de una película histórica o un documental, el compendio es perfecto para dicha simbiosis.

- La vida de un artista es siempre una trayectoria de afanes y sueños. ¿Quiere anticiparnos algunos?

- Después de cuarenta y cinco años recorriendo escenarios y estudios de grabación, creo honradamente que puedo estar satisfecho con mi aportación a la cuerda pulsada medieval y a la Historia de la guitarra. Nunca pensé que pudiera ir por medio mundo con mis propuestas, fruto de años de trabajo e investigación. Ahora la crítica y el público reconocen mi trabajo. Este proyecto de las doce guitarras ha sido titánico; ahora necesito expandirlo por doquier.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios