the beatles

Hey Jude

  • Un himno de la música del siglo XX ha cumplido 50 años

Manuscrito de la letra de 'Hey Jude'. Manuscrito de la letra de 'Hey  Jude'.

Manuscrito de la letra de 'Hey Jude'. / Odd Andersen (EFE)

Hace pocos días el mundo de la música celebraba el 50 aniversario de una de las canciones más populares, quizás un himno, de la historia. El día 26 de agosto se celebraba la salida al mercado de Hey Jude.

La canción es una obra maestra acreditada a Lennon-McCartney aunque prácticamente se asume la autoría completa de McCartney. Es el segundo single más vendido de The Beatles con mas de 10 millones de copias, solo superado por I Want To Hold Your Hand y siendo el sencillo que más tiempo se posicionó en el numero 1: nueve semanas en las listas americanas.

La idea de Hey Jude cuenta McCartney que le surge un día que va a visitar a Cinthia Lennon, esposa de Lennon, y a su hijo Jules, Julian, al que Lennon -debido a su intensa relación con Yoko- tenía practicamente abandonado. Paul, mientras va en coche hacia la casa donde viven, va pensando qué decirle a Jules, ya que siente como propio el dolor del niño, al que quería de una manera muy especial. Cuenta Julian que sus recuerdos de niñez son más con Paul casi que con su padre, y que tiene más fotos con Paul que con el propio John. En ese coche Paul tararea una melodía y le surge una primera frase...

"Hey Jules, don't make it bad Take a sad song and make it better".

McCartney piensa en esta frase como una frase de optimismo, de decirle al niño que coja su tristeza y la convierta en algo que le resulte positivo... Paul termina la canción y la presenta al grupo ya con el nombre de Hey Jude, diciendo que ese nombre de Jude viene de un personaje de una película que le gusta.... Cuando John escucha la canción piensa que tiene mensajes dedicados a él. Hay que tener en cuenta que en ese momento las relaciones entre John y Paul se han deteriorado de manera importante. Las frases: "Hey Jude, don't let me down You have found her, now go and get her. Remember to let her into your heart Then you can start to make it better". ("Hey Jude, no me decepciones, la has encontrado, ahora ve y consíguela. Recuerda, déjala entrar en tu corazón y entonces tú puedes empezar a hacerla mejor").

Toda esta estrofa John la asume como una aceptación de McCartney de su relación con Yoko y se entusiasma con la canción. Empieza a colaborar con Paul y lo apoya en una frase que Paul quiere descartar por pensar que no significa nada: "Hey, Jude, you'll do! The movement you need is on your shoulder". (Hey Jude, lo harás, el movimiento que necesitas lo tienes sobre tus hombros...) Paul no lo ve nada claro, pero la insistencia de John lo anima a mantener esa frase.

Comienza la grabación y, cuando se quieren dar cuenta, el tema dura más de siete minutos. Un gran problema, ya que las discográficas en esa epoca no querían de ninguna manera una canción que superara los tres o cuatro minutos, ya que las emisoras de radio eran contrarias a la emisión de composiciones tan largas. George Martin, productor y sin lugar a dudas Quinto Beatle, avisa a Paul sobre ese hecho, pero Lennon lo corta rapidamente diciéndole "es una canción de The Beatles y la pondrán dure lo que dure".

La grabación no es ninguna balsa de aceite, como ninguna en esa época, y los roces son frecuentes. En este caso, George Harrison propone unos solos de guitarra que no son aceptados por McCartney. Despues de 25 tomas, el genio perfeccionista que era Paul decide que es suficiente y considera que con eso basta. Se dispone a introducir la última fase, su voz, el piano, que como curiosidad sería utilizado para canciones de Elton John, Bowie o Queen y una orquesta de 36 músicos que consigue el efecto final. Paul pide a la orquesta que hagan las palmas y el Nanana final junto a ellos, y todos aceptan de buena gana menos un músico que, diciendo que no le gusta esa música, se niega y se va de la grabación... Como curiosidad, en la grabación final nadie se fijó en que Ringo no estaba. Había ido al baño y entró sin hacer ruido en mitad de la canción.

Una vez terminada, se decide que formará parte del sencillo junto con Revolution de Lennon, pero ahora se plantean y todos tienen dudas, debido a la calidad de Revolution, de cuál sería la cara A y cuál la B. Se deciden por un metodo no muy utilizado hasta ahora, se presentaron las dos canciones a una serie de DJ importantes y amigos de los Beatles y se les pidió que eligieran cuál era la mejor de la dos. La decisión fue unánime: Hey Jude sería el single.

Hey Jude se convertiría en el primer sencillo que The Beatles sacaron con su nuevo sello Apple y casi no la editaron, porque después de terminar toda la grabación, por un error técnico, cuando se iba a realizar la producción de la canción, George Martin se da cuenta de que han desaparecido todos los agudos de las cintas. En esa época no había ordenadores para arreglarlo, pero con la ayuda de los ingenieros de sonido consiguieron salvar la canción. Imaginen en esa época de tensión entre los cuatro Beatles tener que repetir todo el proceso y aguantar al perfeccionista de McCartney otras tantas tomas.

Como curiosidad, y aunque apenas se escucha en el minuto tres de la canción, Paul falla en una nota de piano y dice Fuc** Hell. Cuando lo escuchan en la sala de grabación a John le parece tan gracioso que insiste en no borrar ese insulto y Paul solo consigue bajarle el volumen para que apenas se escuche.

Hoy en día Hey Jude es una canción que Paul lleva en todos sus conciertos y es cantanda en toda reunión musical que se precie en la que el ex Beatle participe. Destaca una en la que Paul canta junto con Elton John, Sting, Eric Clapton y Phil Collins.

Es curioso como se ha hecho hasta un algoritmo de esta canción que permite ver la letra con una lógica y de una manera diferente.

John reconocería siempre, incluso en los momentos peores de su relación con Paul, que Hey Jude era una obra maestra. Y como tal es un buen momento de recuperarla y escucharla en este aniversario con oídos nuevos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios