Cultura

Fallece Patricia Neal, la actriz que deslumbró a Gary Cooper

  • La protagonista de 'El manantial' consiguió el Oscar por su interpretación en 'Hud'

Comentarios 1

Patricia Neal, la actriz de voz ronca y seductora que ganó el Oscar en 1964 por su trabajo en la cinta Hud, murió el domingo a los 84 años víctima de cáncer pulmonar, según informaron los medios estadounidenses. El fallecimiento de la actriz ocurrió en su domicilio, en Edgartown, Massachusetts -al noreste de los Estados Unidos- y el anuncio fue hecho por Edward S. Albers, amigo cercano a la actriz.

La vida de Patricia Neal -vista en otros títulos célebres como Ultimátum a la Tierra o Desayuno con diamantes, donde tenía un papel secundario- fue un claro ejemplo de claroscuros que la llevaron a vivir desde la gloria de ser galardonada con una estatuilla de la Academia hasta pasar tres semanas en coma debido a tres derrames cerebrales que sufrió en 1965.

Patsy Lou Neal, nombre real de la artista, nació el 20 de enero de 1926 en Packard Kentucky, al noreste del país, y desde niña manifestó su intención de convertirse en actriz. Su carrera cinematográfica comenzó en 1949, cuando protagonizó junto a Ronald Reagan -quien años más tarde se convertiría en el presidente de los Estados Unidos- el filme John loves Mary. Ese mismo año actuó en El manantial al lado de Gary Cooper, con quien mantuvo una relación sentimental durante tres años y que terminó debido a que el actor no quiso dejar a su esposa e hija para vivir con la intérprete. Lo anterior supuso un fuerte golpe psicológico para Neal, quien poco a poco se recuperó, y en 1952 conoció al escritor Roald Dahl, escritor británico con algunos de los cuentos más populares de la literatura infantil como Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante, Matilda o Las brujas. Con el autor británico de ascendencia noruega se casaría en 1953, hasta 1983.

Los derrames cerebrales que sufrió en 1965 la dejaron en estado de coma durante tres semanas y tras despertar quedó semiparalítica, por lo que tuvo que aprender nuevamente a hablar y a caminar. Neal tuvo que retirarse así algunos años de los escenarios, a los cuales regresó en 1968 en la cinta Una historia de tres extraños, película que representó un gran reto para la actriz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios