Cultura

Enamorados de Marina Heredia

Todo en ella es hermoso; es bella por dentro y hacia fuera. Una de las mujeres más guapas de nuestro flamenco actual, que cuida al detalle su estilismo y vestuario. Canta con dulzura cuando se lo exigen los tercios, y es sublime en el detalle de la máxima expresividad. Hace ya algunos años tuve el placer de acompañarla al toque en un programa de televisión en su natal Granada, y aunque ya tenía el placer de haberla escuchado, ya en ese momento me llamo poderosamente la atención su sabiduría y profesionalidad.

Sin duda alguna, se está ganando poco a poco un lugar en el difícil mundo del flamenco. Y así lo hizo demostrar el pasado viernes en un Gran Teatro repleto y que terminó poniendo en pie al final, haciendo bailar a casi todo el elenco en un fin de fiesta de mucho arte. Presentó su último trabajo discográfico, que lleva por título Marina. Un disco con nueve cortes, donde podemos encontrar Soleas, Seguiriyas, Bulerías, Malagueñas y unas alegrías compuestas por el bailaor sevillano Farruquito.

A las guitarras, la templada maestría del jerezano José Quevedo Bolita y de Luis Mariano, la percusión de Paquito Gonzalez, y las palmas y coros de Anabel Ribera, Toñi Nogaredo y Jara Heredia. Nos tuvieron inmersos en un autentico espectáculo durante algo más de hora y media, pero que quizás fueron los palos más intimistas donde resurgió el saber de esta cantaora que es una autentica realidad a día de hoy del progreso de algunas voces femeninas flamencas.

Dedicó la solea Pal Parrón a quien considera su maestro en la interpretación de tal cante: Jaime Heredia, su padre. También tuvo recuerdos para la Paquera de Jerez y para el Chino de Malaga, el cual, bajo su entender es un cantaor al que se le ha dado poco valor a pesar de la grandeza de su trayectoria. Pero indudablemente, la iniciativa que el público asistente más aplaudió fue sin duda en la rumba Bambineando, que brindó con esmero al número uno de la rumba flamenca, Bambino.

Solo para reseñar, que en la misma entrada del vestíbulo a parte de entregarnos el programa del Festival Flamenco viene del Sur en su edición del curso 2011, también nos suministraron un pequeño folleto de publicidad en la podíamos leer: "Hay otra Sevilla donde el flamenco de envuelve", donde la Diputación de Sevilla publicita la serie de Festivales que recorren la provincia vecina durante todo el año. No quiero sembrar polémica con este hecho, y mucho menos culpar a nadie de la provincia hermana, sino que estaría bien que aquí en Huelva tomaros buena nota de este tipo de iniciativas a quien corresponda.

Una noche sublime de arte que compartimos con muchos buenos amantes del flamenco más intenso. Un broche de oro para los tres únicos eventos que este año hemos podido disfrutar. A ver si con un poco más de suerte, para la próxima edición, podemos disfrutar de algunas propuestas más. Con esto quiero decir que sabe a poco, que nos quedamos con ganas de más y que seguro que sería bienvenidas otras ofertas de la misma índole.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios