Cultura

Diego Guerrero regresa a casa

  • El músico onubense pone fin a la exitosa gira internacional de su último trabajo esta noche en el Gran Teatro

  • El álbum 'Vengo caminando' fue nominado a los últimos Grammy Latinos

Los amantes del flamenco en la provincia tienen esta noche, a las 21:00, una cita ineludible en el Gran Teatro de Huelva para disfrutar del cantante, guitarrista, arreglista y productor musical onubense Diego Guerrero.

Tras haber recorrido el país, el artista de Villanueva de los Castillejos pone fin a la gira de su último trabajo Vengo caminando en su tierra junto a los suyos. "Son solo dos palabras pero significan mucho. Los chinos dicen que el camino es la meta, y eso es algo que tengo presente en mi día a día desde siempre", explica el artista.

Asegura Guerrero que los éxitos comerciales que duran un determinado tiempo suelen tener letras vacías y son una mala influencia para la sociedad, mientras que una pieza musical bien hecha dura generaciones. Por eso este álbum, "creado sin prisas ni atajos, es el camino largo, pero es el que hemos elegido y estamos orgullosos de ello".

El disco es un reflejo sonoro de las vivencias musicales y humanas del onubense, que se basa en los pequeños detalles que le rodean y trata de darle voz a lo cotidiano, por lo que incluye temas sociales. "Detesto la injusticia y la desigualdad, y observo que la sociedad está cada vez más enferma", asegura. "Por eso, las letras intentan dar una visión de la realidad desde el punto de vista de quien no tiene oportunidades. Aunque también hay alguna canción de amor, que no todo va a ser batallar", manifiesta entre risas.

En su proceso de creación, este último trabajo "ha sido anárquico, desordenado y desorganizado a lo largo de unos cuatro o cinco años, tanto a la hora de crear como a la hora de grabar el álbum". "Dependía de la participación altruista de mis colegas músicos, y tenía que buscar los huecos en mi tarea de productor de otros artistas y hacerlos coincidir con los de los más de 50 compañeros que han participado", afirma. "Para hacer este disco he necesitado años de estudio y dedicación a los géneros que se abordan", explica. El flamenco es la base, pero el resto de sonoridades vienen de otras culturas "únicas y misteriosas".

En el disco participan diversos artistas, como Josemi Carmona y Rycardo Moreno, dos guitarras únicas e irrepetibles que aportan al tema Suave suave un diálogo fresco y a la vez profundo, o Diego El Cigala, uno de los ídolos del onubense, que asegura que su voz pone la excelencia a Malos tiempos. Por otra parte, se declara un aficionado al cante flamenco y se siente afortunado por haber podido contar con Guadiana en el tema Luna de plata, "que gracias a su voz ha llegado a los oídos de todos los gitanos del mundo". También aparecen, entre otros muchos, "el bajista flamenco por excelencia", Carles Benavent, y Juan Antonio Salazar, quien pone voz a la queja más desgarradora en el tema Camino de piedras, o artistas de su misma generación, a quienes admira profundamente, como Petete, Nasrine Rahmani, Manu Masaedo, Naike Ponce, Antonio El Ciervo o Pablo Báez.

El álbum rozó el Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum de Música Flamenca el pasado año, lo que el artista siente como "un logro de los que ayudan a mantener la fe en el trabajo del día a día". "El hecho de llegar a los Grammy con un disco que se hizo casi sin dinero demuestra una vez más que el dinero ayuda pero no lo es todo. Esta nominación ha supuesto que quienes jamás nos hicieron caso, ahora nos miren, y que quienes estuvieron siempre ahí, confirmen, en cierto modo, que no se equivocaban. Me alegro mucho más por los 400 currantes que compraron mi álbum por adelantado en el crowdfunding que por mí mismo. Esta nominación es suya, de todos los que han estado ahí apoyándome desde mis inicios".

Hoy se enfrenta al que considera "el más grande de los retos porque la gente Huelva me conoce y me sigue desde siempre". Diego Guerrero concluye una gira que, a pesar de haber comenzado con un humilde enfoque, ha superado sus expectativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios