Cultura

Daniel Calparsoro aborda la injusticia desde el prisma de la guerra de Iraq en 'Invasor'

  • El cineasta presentó ayer su última película, protagonizada por Alberto Ammann, en Sitges

El director Daniel Calparsoro aborda la injusticia en su última película, Invasor, presentada ayer en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges y protagonizada por dos militares españoles en Iraq.

Tres vehículos militares entran en una ciudad iraquí que acaba de ser bombardeada, y de su interior bajan a toda prisa un grupo de soldados armados hasta los dientes que escoltan al equipo sanitario que recoge a los civiles heridos. La acción trepidante de esta escena y el tema que aborda podría hacernos pensar que estamos ante un filme bélico norteamericano, pero los soldados son españoles y la película la firma Daniel Calparsoro.

El cineasta español, que deslumbró con su ópera prima Salto al vacío, en 1995, se ha labrado a lo largo de 17 años de profesión fama de saber plasmar, con realismo y personalidad, la violencia y la marginalidad. En Invasor, que protagonizan Alberto Ammann, Karra Elejalde e Inma Cuesta, Calparsoro se centra en la violencia bélica, pero "no se trata de una película de guerra banal, sino que la guerra es el trasfondo de una historia sobre la pérdida de valores", según su autor. El tema principal del filme es el dilema de su protagonista, que interpreta Ammann, que se ve obligado a elegir entre silenciar lo ocurrido en Irak para salvar a su familia y a sí mismo o seguir el dictado de su conciencia y contar la verdad.

"Las escenas de Iraq las queríamos rodar en Jordania o Marruecos, pero estalló la primavera árabe y no parecía seguro viajar a los países árabes, así que elegimos Lanzarote y Fuerteventura para las escenas de desierto y convertimos Arrecife en una ciudad iraquí", según el director. En estas escenas, la labor del director de arte Juan Pedro de Gaspar y la posproducción consiguen efectos convincentes. A lo largo de la película, las imágenes áridas del desierto iraquí se alternan con los verdes parajes de Galicia, donde el protagonista intenta reconstruir el puzzle y recordar qué pasó realmente.

Según el director, "este contraste de paisajes pretende reflejar el dilema del protagonista", ese médico militar que fue a Iraq con la intención de hacer una labor humanitaria y vuelve a su casa moral y físicamente roto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios