Cultura

Chatarra al por mayor

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, Cineápolis Lepe y El Condado Cinemas 7.- T.O.: 'Transformers: Revenge of the fallen'.- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 150 minutos.- Dirección: Michael Bay.- Guión: Ehren Kruger, Roberto Orci y Alex Kurtzman según los juguetes articulados de Hasbro.- Fotografía: Ben Seresin.- Música: Steve Jablonsky.- Montaje: Roger Burton, Paul Rubell, Joel Negron y Thomas Murdoon.- Intérpretes: Shia LaBeouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Julie White, John Turturro, Glenn Morshower.

Las secuelas, segundas partes o nuevas versiones están a la orden del día. El afán de emular o superar éxitos taquilleros, soslaya la falta de creatividad de los guionistas de Hollywood y el afán de explotar la gallina de los huevos de oro hasta que el ave reviente. Como quiera que sea ésta es la secuela de aquel primer Transformers (2007), que nos llegaba casi por estas mismas fechas hace dos años. Aquel armatoste cinematográfico aspirante al taquillazo en forma de enorme superproducción.

Recuerdo de entonces lo que leí en una revista norteamericana que titulaba la información: 'Spielberg juguetea con los Tranformers'. Así fue aunque su intervención fuera la más importante como productor y aparentemente se quedara en el "backstage", era la mano maestra de la que se sirvió Michael Bay para dirigirla. Bay, que desde su aparatosa pero poco estimulante, La isla (2005), pretendía dedicarse a proyectos más personales y modestos, se vio impelido por el poderoso productor a ponerse al frente de esta especie de delirante enfrentamiento entre robots transformables y seres humanos. La historia continua.

Esta aparatosa mezcla de acción desbordante, ciencia-ficción y aventuras espectaculares nos conduce a otro Apocalipsis metálico, algunas de sus más llamativas secuencias tienen como escenario las proximidades de las pirámides de Giza en Egipto. Todo un cúmulo de explosiones, cochazos, chatarrería a mansalva, acción trepidante, mesiánicos salvadores, agentes secretos y mujeres atrayentes para que no falte de nada. Jamás se pretendió otra cosa que la expresión de toda una ostentosa parafernalia fiel al espíritu del primer Transformers a la medida de los amantes de estas historias.

Para quienes recuerdan el precedente han transcurrido dos años desde que Sam Witwicky y los Autobots liberaran a la raza humana de la invasión de los Decepticons. Pretende afrontar su mayor desafío vital para ingresar en la Universidad. Pero los Decepticons se disponen a regresar para apresar a Sam, el joven que hizo fracasar sus planes para conquistar la Tierra. Optimus Prime volverá a ponerse al frente de los Autobots para tratar de salvar a Sam, que es el celoso guardián del secreto sobre los orígenes de los Transformers. Con ello salvará también a toda la humanidad en una batalla colosal que se librará en todo el mundo.

Sinceramente parecía imposible que un director tan megalómano como Michael Bay pudiera llegar más lejos en su afán de borrar todo tipo de razonamiento normal para crear una auténtica catástrofe visual tan destructiva como la que pueda admitir el más descerebrado de los espectadores. En función de una estética artificiosa y delusoria nos somete a una exhibición militarista con pasajes ralentizados para subrayar más sus intenciones, exaltando la naturaleza machista de las imágenes y acentuando las descargas de adrenalina para espectadores dispuestos al delirio de la acción a ultranza. Nada puede sorprendernos dada la naturaleza desfasada e hiperbólica del espectáculo. Lo que nos pasma de verdad es que estas cosas puedan captar adictos y despertar emociones cunado no van más allá de un adefesio mecánico realmente grotesco.

Son sus más destacados protagonistas Shia LaBeouf, el hijo de Indy en Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (2008), la explosiva Megan Fox, calificada hace unos días como la actriz más sexy del momento y el veterano y eficiente John Turturro a quien vemos escalando una pirámide. El resto chatarra al por mayor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios