Cine

Balance positivo del Festival de Cine de Islantilla marcado por la covid-19

  • La muestra es la primera en adaptarse a la nueva normalidad con estrictas medidas de seguridad

El actor Carlos Hipólito recoge el premio Luis Ciges durante la clausura del sábado pasado en Islantilla. El actor Carlos Hipólito recoge el premio Luis Ciges durante la clausura del sábado pasado en Islantilla.

El actor Carlos Hipólito recoge el premio Luis Ciges durante la clausura del sábado pasado en Islantilla. / M.G.

El Festival Internacional de Cine Bajo la Luna-Islantilla Cinefórum ha hecho un balance positivo de una decimotercera edición marcada por la covid-19 que se ha desarrollado sin incidentes y bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria.

La cita cinematográfica ha conseguido completar su programa de dos meses de proyecciones al aire libre convirtiéndose así en la primera muestra en incorporarse a la nueva normalidad, según ha informado el certamen en una nota de prensa.

Con un arranque marcado por la incertidumbre inicial tras meses de confinamiento, el Festival de Islantilla celebró el pasado 4 de julio su discreto acto de inauguración con una presencia de asistentes muy limitada en la que se hizo entrega del Premio Francisco Elías al compositor de bandas sonoras Pablo Cervantes, dando así el pistoletazo de salida a dos meses de proyecciones al aire libre que concluyeron hace una semana con el acto de clausura, la entrega de los Premios Luna de Islantilla y la concesión del galardón honorífico Luis Ciges al actor Carlos Hipólito.

Se cerraba así un ciclo de proyecciones bajo la luz de la luna en el patio del Centro Cultural de Islantilla en las que, con una responsable observación de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, se han registrado varios aforos completos manteniendo en todo momento la necesaria separación física entre espectadores, respetando el uso obligatorio de la mascarilla, reduciendo la capacidad de los espacios de exhibición, facilitando el acceso a gel hidroalcohólico a la entrada de cada sesión, así como desinfectando diariamente todas las butacas.

A pesar de las dificultades logísticas que ha planteado el coronavirus a nivel internacional, el Festival de Islantilla conseguía un año más marcar un nuevo récord en el número de obras registradas a concurso, con un total de 1.478 títulos inscritos procedentes de 62 países de los cinco continentes. Era la respuesta de un sector, el audiovisual, a meses de incertidumbre y encierro que han dado como fruto numerosas iniciativas cargadas de creatividad, y que “Islantilla ha recogido testimonialmente a través de su ciclo paralelo Producciones Confinadas”.

Además de los 12 largometrajes y cien cortometrajes que han concurrido por alzarse con el Premio Luna de Islantilla y del mencionado ciclo Producciones Confinadas, han conformado la programación de esta atípica edición los ciclos Raíces y Tradición, Minifórum y Atlántica Visual Art.

El palmarés de este año lo han coronado los Premios del Jurado Oficial al largometraje El cuadro (España) y al cortometraje Lake of happiness (Bielorrusia), así como los Premios del Público para el largo Le cygne des héros (Francia) y, nuevamente, para el corto Lake of hapiness.

Cabe destacar, asimismo, el excelente marco en el que se han podido desarrollar los dos principales eventos del Festival: los actos de inauguración, de clausura y sus respectivos homenajes a Pablo Cervantes y a Carlos Hipólito, que han tenido como escenario el Hotel Estival Islantilla.

La clausura hubo de ser reubicada en los espectaculares jardines de este complejo hotelero, sede oficial del Festival por quinto año consecutivo, para ofrecer un emplazamiento más amplio con el que poder cumplir con la distancia social que marcan las circunstancias excepcionales de esta edición. El entorno “no hizo sino mejorar aún más el glamour de estos actos con un espacio mágico rodeado de palmeras y vegetación exuberante excelentemente iluminada”, han destacado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios