Cultura

Arcángel lleva el tablao a espacios emblemáticos

  • El artista estará el 21 de mayo en Sevilla con una gira íntima en la que rendirá, sin amplificación y con aforo limitado, un homenaje a estos locales

Se le veía en sus ojos. En sus últimas actuaciones en Sevilla Arcángel bajó incluso al patio de butacas para sentir de cerca a su público o para vencer el miedo a esta intimidad que, reconoce, "es lo que más me cuesta". Y parece que un emotivo concierto en la Residencia de Estudiantes de Madrid se lo dejó claro. Una vez más quería romper con lo que se esperaba de él y sea por lo que fuere, "apetencia artística o ganas de afrontar mi propia carencia", admite, lo cierto es que este cantaor de discurso rebelde e ideas fijas decidió seguir el "proceso inverso" al de la mayoría de artistas y gestar un proyecto "que llevaba soñando mucho tiempo".

Así, justo cuando ficha por la multinacional Universal Music, se propone volver al origen y rehuir de las multitudes con Tablao. Primero un disco grabado en directo en Sevilla, Madrid y Barcelona que sacó a la luz en noviembre del pasado año para reivindicar estos populares locales "que dieron cobijo a las principales figuras del flamenco y han sido después escuela de muchos profesionales". Y, ahora, una ambiciosa gira con la que recorrerá espacios emblemáticos de prácticamente toda Andalucía, "llevando el arte flamenco, patrimonio inmaterial, a entornos de enorme valor patrimonial material", destaca María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, organismo del Gobierno andaluz que junto con la Fundación Cajasol colabora en esta propuesta.

Una idea con la que el onubense pretende "descontextualizar el tablao de su espacio natural" y recrear la idiosincrasia y autenticidad que les caracteriza en enclaves especiales que, de esta forma, les rendirán también pleitesía. Además, lo hará "sin amplificación y con aforo limitado", añadió en la rueda de prensa de presentación de la gira, y siguiendo la estructura y el repertorio de cantes clásicos, como fandangos, zambras, bulerías por soleá, cantiñas o tangos, incluidos en el álbum. Sin duda, una oportunidad para escuchar el cante en su expresión más natural y que los aficionados puedan disfrutar de un ambiente acogedor y cómplice.

El onubense estará el 21 de mayo en Sevilla, en el patio de la Fundación Cajasol (Plaza San Francisco), una entidad que, resaltó su director, Antonio Pulido, "lo ha visto crecer y evolucionar como artista" y encuentra en él "la mejor bandera para fomentar y divulgar el flamenco".

La gira empezará el 19 de mayo actuará en el Palacio Condestable Iranzo de Jaén, y continuará, tras su paso por Sevilla, el 27 de mayo en el Museo Picasso de Málaga; el 4 de junio en la azotea de la Casa Pemán de Cádiz, donde habrá dos pases debido al reducido aforo (80 personas); el día 10 de ese mismo mes en la Casa de las Campanas de Córdoba; 5 y 6 de julio en el Carmen de los Mártires de Granada: y finalmente el 30 de julio en el Teatro Real de Madrid, donde se va a conservar la esencia del resto de lugares, usando sólo una parte del mismo y dejando atrás el escenario y el resto de butacas vacías.

En el elenco lo acompañarán Salvador Gutiérrez y Dani de Morón a la guitarra, Los Mellis a las palmas y Patricia Guerrero al baile. Las entradas se podrán adquirir en los próximos días a través de Cajasol Ticket.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios