Bienal de flamenco

Arcángel y Cañizares indagan en los orígenes del flamenco

  • El cantaor onubense y el guitarrista de Sabadell ofrecen hoy sendos recitales que revalidarán su conocimiento del patrimonio musical y su calidad interpretativa

El primer sábado de octubre en la Bienal promete flamenco con mayúsculas y un apasionante viaje en el tiempo. Los protagonistas son Arcángel y Cañizares y sus respectivos recitales han colgado el cartel de "no hay billetes". Arcángel actuará antes, a las 20:30 en el Lope de Vega. "En cuanto acabe, me voy al Teatro Central a verte", le prometía ayer a su amigo Cañizares, tras saludarse efusivamente .

Francisco José Arcángel Ramos, Arcángel para el flamenco, repasará con su voz limpia y su gusto por la melodía los cantes andaluces, desde el pregón, el romance y la soleá a los cantes de trilla, pasando, no podía ser menos, por los fandangos de su Huelva natal.

"Será una exposición ordenada por provincias y por antigüedad, en la que recrearé cantes populares que le sonarán al público. Algunos los he incluido en grabaciones mías, no necesariamente en la versión que haré en la Bienal".

El espectáculo lo ha denominado De dónde venimos, a dónde vamos. "El título refleja mi propósito de hacer un recorrido por Andalucía a través del tiempo al final del cual daré mi visión de por dónde puede pasar el futuro del cante".

Arcángel sostiene que "se pueden cambiar los ingredientes del flamenco de sitio pero no las estructuras principales, porque entonces se tambalea todo el edificio". Por eso él sigue a lo suyo, "reescuchando a los clásicos que siempre tomé como espejo. A Chacón, La Niña de los Peines, Antonio Mairena y Camarón".

El programa de mano de su recital recuerda que el intérprete "no se vale de la tradición como de un museo sino que en su garganta, en su emoción, adquiere nueva vida". Para invocar esa sensibilidad y subrayar la evolución de las melodías, ha optado por un formato sencillo y un acompañamiento de lujo. Estarán con él sobre el escenario, entre otros, los guitarristas Miguel Ángel Cortés y Daniel Méndez, el percusionista Agustín Diassera y los cotizados palmeros José Jiménez Bobote y Rafael García Eléctrico.

Arcángel, Giraldillo al mejor cantaor en la Bienal de 2002 y reciente Medalla de Oro a las Artes de Huelva, el máximo galardón de su ciudad, se mostró orgulloso del éxito alcanzado "en relativamente poco tiempo" por los cantaores onubenses, "como Rocío Márquez, que acaba de ganar la Lámpara Minera del Festival de La Unión y por supuesto, Argentina, que se está haciendo un hueco muy importante". "Tienen mucha fuerza y ganas, así que estamos de enhorabuena en Huelva, una provincia a la que algunos consideraban poco flamenca", celebró.

La memoria musical estará muy presente también en el espectáculo de Juan Manuel Cañizares (Sabadell, 1966). El guitarrista, que se curtió junto al maestro Paco de Lucía, en cuyas giras participó durante una década, emprendió hace años un interesante camino como solista y compositor que ha deparado cuatro discos, el último de los cuales, su transcripción para dos guitarras de la Suite Iberia de Albéniz, acaba de obtener el Premio de la Música al mejor intérprete de música clásica. Un galardón "muy gratificante porque simboliza el hermanamiento de la clásica con el flamenco, al que a veces ha despreciado inmerecidamente".

Su espectáculo, titulado Origen, partirá de los elementos mínimos -otra guitarra, percusión y baile en algunas composiciones- para realzar el protagonismo de la guitarra flamenca, "esa que, gracias a grandes maestros como Manolo Sanlúcar, Paco y Serranito, cada vez tiene más prestigio en el extranjero, donde se está igualando en tirón con el baile", declaró. Un logro al que él, en plena madurez, se suma con su enorme personalidad creativa y su legión de admiradores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios