GENIOS DEL FLAMENCO

Antonio Toscano, un cantaor onubense de los grandes

  • El cantaor empezó desde muy joven en los concursos de fandangos y se convirtió en uno de los artistas más completos a pesar de no ser profesional

  • Participó en la película 'Flamenco' de Carlos Saura gracias a sus profundos conocimientos del género

Antonio Toscano flanqueado por José Calero y Camilo Gómez. Antonio Toscano flanqueado por José Calero y Camilo Gómez.

Antonio Toscano flanqueado por José Calero y Camilo Gómez.

Comentarios 0

Antonio Toscano Toscano nació en Huelva el día 30 de septiembre de 1936 y falleció en la misma ciudad el 2 de septiembre de 2011. De Antonio Toscano podría escribir un libro, toda vez que desde niños vivimos juntos en la Avenida Adoratrices y mantuvimos nuestra amistad hasta el día que desgraciadamente falleció.

Los primeros fandangos que cantamos con 8 o 10 años, lo hicimos en la farola que estaba en la plazoleta delante del cementerio viejo y que hoy se encuentra en la calle Concepción, delante de la iglesia. Juntos disfrutamos de aquellos juegos de entonces: la billarda, chicharito la jaba, piola, zurro que te vi, las bolas, el trompo, la pandorga, caldereta y otros que en la actualidad están desaparecidos o son desconocidos por los niños de hoy.

Sin olvidar el fútbol, porque éramos unos grandes aficionados ni el billar en la Cervecería Viena o el Bar los Amigos. Nuestra amistad fue de toda la vida, intensa, afectiva, hermosa, sana, noble y auténtica; además éramos compadres, al ser yo padrino de su hija Isabel.

Toscano cantó los primeros fandangos con 8 o 10 años junto a la farola de delante del cementerio viejo, hoy en la Concepción

En el año 1954 por primera vez acudimos a la romería del Rocío, en un camión y para volver en el día. En 1957 volvimos, con la Peña Los Quince Rocieros del barrio de San Sebastián, después de efectuar las visitas y postrarnos a los pies de La Reina de Las Marismas, la Virgen del Rocío, para pasárnoslo bien llenos de juventud, con enormes ganas de divertirnos en las visitas a las casas de hermandades, a cantar y bailar sevillanas y terminar con los fandangos de Huelva sin faltar el rebujito junto a amigos y aficionados como Ramblado, Pepe Briones, Juan Esparza, Quintero, Rafalete...

Fueron años inolvidables. En el año 1968 creamos La Peña Blanca Paloma y junto a nuestras respectivas esposas, asistimos al Rocío, allí vivimos unos años magníficos y maravillosos disfrutando enormemente con los amigos y posteriormente con nuestros hijos, que se hacían mayores, con las visitas de grandes artistas y amigos que se acercaban a nuestras casas. Otras veces lo hacíamos nosotros a las suyas.

Antonio Toscano participó muy joven en los populares concursos de fandangos de Huelva organizados por Radio Nacional de España, situada en la Gran Vía de nuestra ciudad. Allí obtuvo unas buenas clasificaciones y entre otras queremos recordar a los que fueron primeros premios, como José Sanz Urbano, Eufrasio Domínguez, El Moreno de Paymogo, Paco Toronjo, Paco El Caena y otros muy jóvenes como Manolita Sánchez, conocida después como La niña de Huelva, que formaba parte de un espectáculo flamenco por toda la provincia, organizado por Rafael Altamira.

Figuraban todos los triunfadores del citado concurso en el que nuestro querido amigo amplió sus conocimientos flamencos. Ha sido uno de los más completos y mejores aficionados flamencos que hemos tenido esta tierra. De haberse propuesto profesionalizarse hubiese brillado con luz propia y figurar en la larga lista de grandísimos profesionales de cante flamenco en esta capital y provincia.

El artista tenía una facilidad asombrosa para absorber todas las enseñanzas sobre los palos flamencos

Ha paseado por toda España la bandera de nuestros cantes, nuestros fandangos de Huelva y de ellos ha sido el más fiel exponente de los estilos mas genuinos y representativos de los mismos, como los de Pepe Rebollo y Antonio Rengel. Además, tenía un amplio conocimiento y cantaba todos y cada uno de los fandangos de Huelva y provincia, sin dejar de lado la amplia lista de palos del flamenco en general.

Muchas fueron las veces en las que nos desplazamos a finales del año 50 del pasado siglo a los primeros festivales flamencos de Andalucía, como El Potaje de Utrera, La Caracola de Lebrija, El Gazpacho de Morón, el festival Flamenco de Mairena, el Festival de Cante Grande de Puente Genil y otros muchos. Siempre nos acompañaba Manolo Cayetano, uno de los pocos de la reunión que no sabía cantar aunque era el más estudioso, culto, entendido y enamorado del flamenco, de tal manera que fue el que influyó para la creación o fundación de una peña flamenca en Huelva.

Ese era un sueño que alimentamos los tres y con la ayuda, el trabajo, el empeño y la afición de otros amigos y aficionados logramos hacerlo realidad. En otras ocasiones, cuando reuníamos algún dinerillo nos acercábamos a ver al Muela para que nos cantara y enseñara algunos cantes que no conocíamos y así tratar de aprenderlos. Fue él, el artista que sembró la semilla entre los jóvenes aficionados y algunos profesionales de entonces con su enseñanza de muchos palos del flamenco que aquí se escuchaban poco o eran desconocidos.

Para estos menesteres, Antonio Toscano tenía una facilidad asombrosa y absorbía tan rápido como una esponja lo que escuchaba. Fue un gran conocedor, intérprete y entendido en todo lo que estuviera relacionado con el arte flamenco, un género que no tenía secretos para él. Dominaba todos y cada uno de sus palos y participó en la película Flamenco del famoso Carlos Saura, interpretando fandangos de Huelva.

Dados sus conocimientos del flamenco, fue solicitado y actuó como jurado en muchos de los importantes concursos de cante flamenco celebrados en toda España. Compartimos fiestas y reuniones con buenos amigos y cantaores de la tierra. Escuchándolos aprendimos mucho de Paco Maestre, José Salazar, Peque de La Isla, El Cañita, Paco Cerrejón, Paco Garrido y otros que fueron magníficos guitarritas.

Eran buenos cantaores Rafael Rofa Hijo y Manolo Azuaga, grandes profesionales y a la vez amigos. Asistimos a diversas fiestas y ciudades españolas, además de en otras reuniones en las que el flamenco hacía acto de presencia siempre. Por ejemplo, en casa de su tío Antonio Toscano en Cortegana, con Manolo Pareja-Obregón, José y Antonio Ramblado y Manolo González, en El Rompido y en la finca Las Machorras, en Punta Umbría con Manolo Limón, a la que se agregaban Paco El Caena, y Juan Cazorla, sin olvidar la reunión de Las Dieciocho, con Santiago García Navarro.

Tuvo una magnífica trayectoria al frente de la Peña Flamenca de Huelva

Su trayectoria en la Peña Flamenca de Huelva fue magnífica en todos los aspectos por su trabajo, entrega y dedicación desde sus inicios. De ella fue socio fundador y miembro del cuadro de cante. Además, participó en las grabaciones de sus primeros discos, la Antología de los fandangos de Huelva y provincia y La misa flamenca en honor de La Virgen de La Cinta. También ejerció como presidente de la entidad, que se benefició mucho de sus amplios conocimientos y amistades en este mundo.

Con Antonio Toscano se nos fue, aparte de un gran amigo, un defensor a ultranza de la tierra que lo vio nacer, Huelva, enamorado de sus encantos, belleza, tradiciones populares, gastronomía y de manera especial en lo referente al flamenco en general y de los fandangos de Huelva.

Con este letra de fandango pongo fin a este artículo que incluyo en Los Genios del Flamenco, toda vez que para mí fue una persona que mereció este nombre, como intérprete de nuestros estilos de fandangos. Antonio Toscano fue /un gran cantaor de Huelva/ del fandango de Rengel/ los aficionados de esta tierra/ nunca se olvidarán de él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios