Cultura

Antonio Almagro conquista el Premio Nacional de Restauración y Conservación

  • El investigador de la Escuela de Estudios Árabes de Granada señala que "el patrimonio es algo que pertenece a la sociedad"

Antonio Almagro, en una conferencia. Antonio Almagro, en una conferencia.

Antonio Almagro, en una conferencia. / g. h.

El Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2016, Antonio Almagro, afirmó ayer tras conocer el galardón que "la conservación del patrimonio, como tantos otros, es un tema que nunca está suficientemente difundido" y ha añadido que "realmente es muy difícil que el patrimonio se conserve, si no hay una conciencia social que respalde esa actividad porque, al fin y al cabo, el patrimonio es algo que pertenece a la sociedad y tiene que ser ésta la que motive, fundamentalmente, su conservación". El jurado ha concedido el premio a Antonio Almagro "por el carácter pionero de su obra, que se concreta en la aplicación de las nuevas tecnologías al patrimonio cultural y en el desarrollo de estudios interdisciplinares desde un enfoque global de la conservación y restauración de los bienes culturales, incluyendo el análisis de la dimensión territorial y paisajística".

Según el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales, profesor de Investigación especializado en Arquitectura Islámica, adscrito a la Escuela de Estudios Árabes de Granada (CSIC), recibió la noticia del galardón con sorpresa ya que no se lo esperaba, y con "satisfacción" después de que le telefoneara el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, para comunicarle la decisión del Ministerio.

Almagro, que va a aceptar el premio porque "constituye una satisfacción que le reconozcan a uno el trabajo de una vida", asegura que aún no ha pensado en qué invertirá la dotación económica del galardón, 30.000 euros. "No lo he pensado. Además yo me imagino que eso va con la rebaja correspondiente de impuestos", bromea, al tiempo que ha precisado que "eso no es lo más importante de un galardón como este".

De este modo, el Premio Nacional indica que este año ha cumplido 45 años de actividad profesional desde que obtuvo el título de arquitecto, y, en su opinión, "las cosas han cambiado mucho". "La situación de conciencia de la sociedad por problemas de patrimonio es bastante más grande que la que había en esos años, cuando yo empezaba mi actividad", remacha.

En este sentido, Almagro cree que también "los medios que hoy la sociedad y, sobre todo, el Estado y las administraciones ponen son más cuantiosos porque el país se ha desarrollado y eso se nota". Antonio Almagro, cuya actividad principal en la actualidad es la investigación en la Escuela de Estudios Árabes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, se encuentra en Marruecos estudiando arquitectura del siglo XVI, "la continuidad de lo que hacía en la España musulmana, en Al-Ándalus".

En este punto, recuerda que, "tras la reconquista de Granada, se paraliza la tradición del mundo andalusí". "Entonces es interesante ver lo que hay aquí porque ilustra y nos ayuda a entender cosas de allí. También nos ayuda a conocer el patrimonio de los propios marroquíes", ha argumentado, para después agregar que "la conservación del patrimonio no se puede hacer ni se puede concebir sin conocimiento". "El patrimonio es algo que nos pertenece a todos a nivel global, a nivel de la Humanidad", concluye el Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios