Cultura

Almonte y su cultura del videojuego

  • Un encuentro con varios torneos concentra a más de 300 niños de la localidad

El Teatro Salvador Távora, situado en la Ciudad de la Cultura de Almonte, acogió una Feria de Videojuegos en las que los asistentes pudieron disfrutar de las prestaciones y poderío gráfico de la nueva Xbox One y Playstation 4.

Fue sin duda uno de los grandes atractivos de la feria: contemplar como luce la primera hornada de juegos de nueva generación, capaces de mostrar imágenes sin escalar en full HD, redefiniendo así el techo gráfico de las consolas gracias al uso de texturas y nuevos y complejos efectos de físicas y partículas. Sin embargo, el empresario y organizador del evento, Antonio Gutiérrez, destaca que la potencia de los procesadores no sólo está al servicio de este hiperrealismo gráfico, sino que ofrece nuevas alternativas a la hora de mejorar la inteligencia artificial de la que hacen gala los juegos. Ello permite que en títulos como el Forza Motorsport los pilotos controlados por la máquina ofrezcan una conducción más humanizada, cuya respuesta a los adelantamientos, errores o colisiones están menos automatizadas.

Más allá del contenido técnico de la cita, financiada por el Ayuntamiento, los más de 300 asistentes que se pasaron por el teatro pudieron disfrutar de cuatro torneos como el Fifa 14, Call Of Duty, Forza 5 o Just Dance, en los cuales los participantes mostraron su destreza a los mandos.

Además de las últimas novedades, los jugadores también tuvieron oportunidad de jugar a consolas que marcaron una época como la Wii, Dreamcast, Game Cube, Xbox 360 o la Playstation 2 y 3.

Durante la entrega de premios el alcalde, José Antonio Domínguez, emplazó a los jóvenes a disfrutar de esta industria cultural de modo "responsable y con mesura", como una más de tantas alternativas de ocio. De igual modo, invitó a los padres a involucrarse en esta afición como un medio de tener una supervisión activa de los títulos a los que juegan nuestros hijos y un modo de verificar el tiempo de juego que le dedican, a efectos de que "su práctica no vaya en menoscabo de otras actividades físicas, culturales o sociales".

A colación de ello, Gutiérrez destacó que la apuesta del Ayuntamiento da valor al juego social, brindándole el sentido que tenía en antaño: "Un modo de jugar entre amigos de carne y hueso, compitiendo o colaborando conjuntamente y no aislados en sus casas frente a la pantalla del ordenador o de la televisión".

Los jugadores agradecieron que se designara para el desarrollo de la feria un emblema de la cultura del municipio ya que los videojuegos son algo más que una mera industria del ocio, sino que han evolucionado hacia propuestas más maduras que sitúan algunos programas en los mismos umbrales del arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios