Elecciones en Venezuela

Maduro refuerza su poder entre las acusaciones de fraude de sus rivales

  • El líder venezolano continuará seis años más al frente del país tras unas elecciones marcadas por la ausencia del principal partido opositor y por las denuncias de pucherazo de sus adversarios

Nicolás Maduro apuntaló su poder en Venezuela en unas elecciones presidenciales cuyos resultados se irán conociendo a lo largo del día de hoy, pero que habían sido calificadas por el principal partido de la oposición como un fraude -de hecho, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no se presentó a los comicios-, y muchos países del mundo, incluyendo EEUU, la Unión Europea y un amplio número de las naciones latinoamericanas, ya anunciaron con antelación que no reconocerían el presumible triunfo del sucesor de Hugo Chaves, que aspiraba a continuar otros seis años al frente del Gobierno de Caracas.

No obstante, sus rivales en las urnas denunciaron que el oficialismo violó la norma electoral en al menos 350 oportunidades, mientras la oposición abstencionista aseguró que sólo se registró un bajísimo 12% de participación pasado el mediodía. La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, aseguró ayer que las acusaciones sobre supuestas violaciones de la ley fueron casos puntuales que estaban siendo atendidos. Reconoció que el CNE recibió denuncias sobre la instalación de "puntos rojos", que son centros logísticos utilizados por el oficialismo para coordinar el voto de sus militantes en apoyo al presidente Maduro, pero acotó que se trataban de excepciones dentro de un proceso que ha transcurrido con normalidad.

El ex presidente español Zapatero fue abucheado en un centro electoral por avalar los comicios

El ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero fue abucheado a la salida del colegio Andrés Bello de Chacao, en una zona acomodada de Caracas, que visitó en calidad de observador. A la salida, cruzó unas palabras con un reportero de la cadena NTN24, quien le reprochó que avalara las elecciones. "He estado mucho tiempo aquí y vengo a observar", declaró Zapatero, quien dijo que "si hay elementos que en los representantes de los diferentes candidatos ponen en cuestión, se puedan lógicamente conocer, examinar, dictaminar sobre ellos".

Mientras, el ex gobernador Henri Falcón y el ex pastor evangélico Javier Bertucci, segundo y tercer favoritos en los sondeos, denunciaron que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) vulneró la legislación electoral al instalar carpas para controlar el voto oficialista a menos de 200 metros de los centros electorales. Desde el estado de Lara, Falcón dijo que estos "puntos rojos" se dispusieron como "mecanismo de presión", como "elementos de chantaje" político y social a un sector de la población al que se pretende "comprar su dignidad" al pedirles que presenten el llamado "carné de la patria".

De esta forma Falcón se refirió a la estructura del PSUV y los partidos aliados al oficialismo para registrar a los votantes a través de este carné, que es un sistema del Gobierno venezolano con el que se recopilan datos de los votantes, sus necesidades, su ubicación, y los beneficios que recibe del Estado.

Denunció además el abuso del "voto asistido" que permite a terceros acompañar al elector hasta la máquina de votación y ayudarlo a ejercer el sufragio, una excepción establecida sólo para personas de la tercera edad o con alguna discapacidad.

Y mientras Falcón afirmó que hubo 350 irregularidades, Bertucci las elevó a 380 y también subrayó las violaciones a la ley electoral. Cuando un ciudadano acude a votar "lo abordan para preguntarle por quién va a votar (...) empiezan a ofrecerle dinero, comida, no hay libertad en este punto para que este elector ejerza su derecho", sostuvo.

El ex pastor dijo contar con fotografías y vídeos que respaldan estas denuncias de irregularidades que ocurren, según señaló, en centros de votación con poca observación electoral. "Éste no es un acto democrático, éste no es un ejercicio democrático, están jugando con el hambre del pueblo (...) están usando la comida y el dinero para comprar el voto", prosiguió.

Además de estas denuncias, el proceso electoral transcurrió con tranquilidad y con la particularidad de que muchos centros se mantuvieron desolados por la llamada opositora a no votar. El Frente Amplio Venezuela Libre cifró al mediodía en 12% la participación en las presidenciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios