Automoción

Carlos Tavares, director general de Stellantis “la fusión es un escudo para el empleo”.

  • "Un escudo para dar protección a los empleos", ha sido la definición que Carlos Tavares, el nuevo director general de Stellantis, ha dado a la fusión entre PSA y FCA en un acto en el que ha repasado los retos con los que se encuentra el nuevo grupo empresarial.

Carlos Tavares, director general de Stellantis “la fusión es un escudo para el empleo”. Carlos Tavares, director general de Stellantis “la fusión es un escudo para el empleo”.

Carlos Tavares, director general de Stellantis “la fusión es un escudo para el empleo”.

Carlos Tavares, el nuevo consejero delegado de Stellantis, la empresa resultante de la fusión de PSA y FCA, ha presentado la nueva compañía a los medios de comunicación. Y lo ha hecho calificándola de “escudo, antes que riesgo, gracias a la escala, magnitud y tecnología de que dispone, también del área geográfica de negocio que abarcan sus marcas, para la protección de los puestos de trabajo de nuestra gente”. A lo largo de su alocución también subrayó que “tenemos que reconocer que si la fusión no se hubiese llevado a cabo el resultado hubiese sido dramático”.

Como receta para proteger los empleos expresó que una de las claves será “hacer compras a precios más competitivos”. También reducir los costes de producción “cuando un coche sale hacia el concesionario, el coste de fabricación es un 10 por ciento de su valor y el resto son administrativos” que hay que reducir.

Carlos Tavares reiteró la intención de mantener todos los centros de trabajo de Stellantis en marcha, sin reducciones de empleo. Carlos Tavares reiteró la intención de mantener todos los centros de trabajo de Stellantis en marcha, sin reducciones de empleo.

Carlos Tavares reiteró la intención de mantener todos los centros de trabajo de Stellantis en marcha, sin reducciones de empleo.

A lo largo de la presentación, Tavares reiteró su intención de no cerrar plantas con la fusión, factoría que dan empleo a más de 400.000 trabajadores de centros de producción de treinta países y que ensamblan al año 7,5 millones de vehículos para 14 marcas diferentes. “Queremos que cada una de ellas mantenga su diferenciación, que se respeten los distintos estándares en cada una. Cada una con su posicionamiento único y evitando la canibalización de productos”.

El Opel Corsa, como ejemplo de éxito

En España se sitúan tres de esas factorías: Vigo (Galicia), Villaverde (Madrid) y Figueruelas (Aragón). El caso del Corsa que se fabrica en esta última fue puesto por el directivo portugués como ejemplo de éxito en rentabilidad de producción -un "coche muy apreciado en Alemania"- en diversas ocasiones de la rueda de prensa, particularmente al hacer mención a Fiat.

El 16 por ciento de los Corsa que se producen en Zaragoza son eléctricos, un coche que fue puesto como ejemplo en diversas ocasiones por el director general de Stellantis. El 16 por ciento de los Corsa que se producen en Zaragoza son eléctricos, un coche que fue puesto como ejemplo en diversas ocasiones por el director general de Stellantis.

El 16 por ciento de los Corsa que se producen en Zaragoza son eléctricos, un coche que fue puesto como ejemplo en diversas ocasiones por el director general de Stellantis.

En relación a ésta, Tavares hizo hincapié en que “tenemos herramientas para, si hace falta, llevar más modelos de la marca al mercado”, satisfaciendo así la necesidad de renovación de una gama que se considera ya, en algunos casos, con muchos años en el mercado. De cara a sus centros de producción en Italia afirmó que “vamos a hacer un estudio interno que les permita mejorar. Llevaremos a cabo mayores comparaciones para que saquen sus propias conclusiones. Van a conseguirlo porque es lo que quieren los trabajadores. Y copiaremos experiencias, como la que llevó a que Opel dejase de fabricar modelos que emitían mucho CO2 y que sacamos de su catálogo. Las sinergias nos ayudarán a invertir en más modelos y podremos imponer la eficiencia”.

Hoy, para que Fiat logre evadir las multas por exceso de CO2 compra derechos de emisiones a Tesla, algo que, en palabras de Tavares “no va a ser necesario. No tendremos problemas en desarrollas nuevos productos”.

La utilización de recursos comunes, clave para el ahorro

Gracias a las sinergias y economías de escala se mejorará la rentabilidad del grupo, lo que llevará a evitar problemas sociales. En esas sinergias es clave la utilización de las nuevas plataformas, incluyendo las nuevas dedicadas a eléctricos, “porque van a reducir los costes”. “Compartir elementos no limita expresar los puntos únicos de cada marca”, afirmó, poniendo como ejemplo que “un 208 es diferente a un Corsa” o que “un Peugeot 308 y un Citroën C5 Aircross son distintos, pero hermanos con tantas partes compartidas como se puedan usar”.

Tavares no rechazó dar una oportunidad a marcas como Alfa Romeo o Maserati, "a las que debemos darle apoyo". Tavares no rechazó dar una oportunidad a marcas como Alfa Romeo o Maserati, "a las que debemos darle apoyo".

Tavares no rechazó dar una oportunidad a marcas como Alfa Romeo o Maserati, "a las que debemos darle apoyo".

Tuvo palabras para Alfa y Maserati, “dos marcas de enorme valor y a quienes hay que dar respaldo para que puedan encontrar el crecimiento rentable. Creemos que hay camino para ellas. Veremos a largo plazo. Las marcas son activos fantásticos y queremos darles apoyo”.

También Tavares expresó su objetivo de ser líderes en movilidad porque “debemos ser excelentes por nuestra competencia, desarrollando innovación y haciendo lo que otros no pueden hacer. La idea es crecer en excelencia, atrayendo talento y servicio; desarrollando formas de innovar, creciendo”. También dijo que “en el centro de nuestro plan estratégico a largo plazo está el cese de las emisiones de carbono. Aspecto en el que influye que tenemos un tercio de las ventas de vehículos eléctricos en Europa”.

Así mismo, confirmó que “hemos aprendido a ganar dinero con el car-sharing”. En este ámbito, la fusión deja en manos de Stellantis dos empresas, Free2move y Leasys, procedentes una de PSA y la otra de FCA.

Sobre la mesa estuvo también la posibilidad de que Stellantis trabaje con Apple, lo que el directivo ni confirmó ni negó “trabajar con empresas tecnológicas es siempre un aliciente. De hecho, tenemos un acuerdo con Waymo para el desarrollo de la conducción autónoma. Bienvenidos sean los trabajos con estas compañías, algo que ya hemos hecho en el pasado”.

La producción de Vauxhall podría peligrar con el Brexit

El nuevo director general de Stellantis también abordó la situación de Vauxhall, expuesta a los cambios normativos que supone el Bexit: "ha sido mejor llegar a acuerdos que no haberlo logrado". Incluso dejó en el aire la posibilidad de que, si se lleva a efecto la prohibición de cara a 2030 de los motores de combustión en el Reino Unido, sus plantas lleguen a cerrar porque “no sería rentable producir coches eléctricos allí antes que hacerlo en la Europa continental y llevarlos a Gran Bretaña” a la vista de los aranceles a los que habría que hacer frente.

Respecto a China, confirmó algo sabido “estamos buscando una estrategia para ese país”, porque “no se descarta ninguna posibilidad en China”. Reconoció que las cosas no han ido bien allí utilizando el término “decepción”, he hizo propósito de enmienda “tenemos que trabajar mejor, cambiando lo que no funciona para mejorar”.

Las marcas que hoy hay en Estados Unidos deberían bastar para satisfacer al mercado local, sin necesidad de recurrir a otras, explicó Tavares. Las marcas que hoy hay en Estados Unidos deberían bastar para satisfacer al mercado local, sin necesidad de recurrir a otras, explicó Tavares.

Las marcas que hoy hay en Estados Unidos deberían bastar para satisfacer al mercado local, sin necesidad de recurrir a otras, explicó Tavares.

Estados Unidos, por su parte, parece un mercado estable a los ojos de Tavares que, declaró que “no hay que llevar más marcas de las que ya hay”. También hizo un pronóstico sobre el cambio que puede suponer el cambio de presidente “con Biden es probable que haya una focalización en la bajada de emisiones” Algo que podría llevar a la nueva compañía, para la que reconoció que “queremos contribuir a la movilidad más limpia con los componentes de que disponemos”, a comercializar allí algunos de los coches europeos.

En cuanto a otro gran mercado, Mercosur, rechazó buscar explicaciones del porqué una compañía como Ford ha cerrado sus instalaciones de producción allí “eso había que preguntárselo a ellos” y confirmó que Stellantis seguirá trabajando en la región, aunque no evitó decir que los gobiernos no están poniendo muy fáciles las tareas en los centros de producción de Brasil y Argentina. De cara a estos mercados latinoamericanos, expresó dudas en tanto a algunos productos: “no veo la posibilidad de introducir, a corto o medio plazo, la electrificación allí”.

En todo caso, de los 29 vehículos electrificados con los que hoy cuenta Stellantis, la previsión pasa porque este año 2021 acabe con 10 más y que, en 2025, haya un eléctrico en cada gama de las que componen las marcas.

Parte de la exposición del nuevo director general de la nueva compañía que tendrá sede en Amsterdam se dedicó a Opel, “marca alemana que seguirá siendo alemana”. Expresó que “la rentabilidad por unidad no es la mejor” del grupo, pero elogió el escalado conseguido en la gama de modelos. También reconoció que “hay que trabajar en su posicionamiento. Y hacerlo a través de herramientas de márketing, sobre todo”. Pues con los productos en camino va a ir muy bien. “Opel tiene que conseguir ser cool”, declaró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios