Huelva

Un tribunal popular juzgará el crimen del anciano de El Campillo

  • Los cuatro adultos imputados han reconocido los hechos; el menor ya fue condenado

La vivienda donde se produjeron los hechos, entre la vegetación. La vivienda donde se produjeron los hechos, entre la vegetación.

La vivienda donde se produjeron los hechos, entre la vegetación. / h. información

Un jurado popular juzgará a los cuatro adultos imputados por el atroz crimen de El Campillo, acontecido el 1 de septiembre de 2016 y en el que perdió la vida el arocheno José Rachón, de 78 años, después de que lo asaltaran y lo torturaran en la casa de campo donde residía. Así consta en el auto de 15 de enero de 2018 dictado por el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Valverde del Camino, Juan Bosco Duque, encargado del caso. En el documento, al que ha accedido Huelva Información, se refiere que los hechos investigados revisten los caracteres de un delito de robo con fuerza, de otro de robo con violencia en casa habitada y de asesinato. Precisamente por este último "corresponde al conocimiento de dicho tribunal del jurado en el ámbito de esta Audiencia Provincial de Huelva".

En el documento judicial se indica que los cuatro encausados, H.M.S.M., A.R.A., D.L.O.P. y J.A.R., "reconocen la autoría de los hechos", quizá por aquello de que las pruebas practicadas en la fase de instrucción "han evidenciado la existencia de indicios racionales de criminalidad".

Contra el auto cabe recurso y desembocará en una comparecencia previa al juicio

En los antecedentes de hecho se detalla cómo fue la Policía Judicial de la Guardia Civil de Valverde la que puso en conocimiento del Juzgado Mixto 2, de guardia aquella trágica jornada, el suceso.

Una vez que se produjo el levantamiento del cadáver y se tomaron las pertinentes muestras en la vivienda de la finca Calero, la investigación de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Huelva desembocó, el 31 de enero de 2017, en la detención de D.L.O.P., J.A.R., H.M.S.M. y del entonces menor M.H. Al quinto en discordia, A.R.A., procedieron a identificarlo, ya que se encontraba a esas alturas en prisión por otros delitos.

El 3 de febrero del año pasado el procedimiento se transformó en sumario y se han practicado durante todos estos meses las pruebas y periciales que se precisaron.

El juez indica que los hechos que sirven de base a su resolución son que el 31 de agosto de 2016 H.M.S.M., A.R.A., D.L.O.P. y el menor quedaron en la vivienda de J.A.R., en la barriada de La Naya de El Campillo, para "ir a robar el dinero que guardaba en la casa de campo José Rachón", cuya acusación particular ejerce su familia con la representación legal del letrado Gustavo Arduán.

Los cinco abandonaron la casa en torno a las 1:45, ya del 1 de septiembre. Fueron grabados a la altura del hospital comarcal de Riotinto a las 2:12. Sólo unos minutos después, a las 2:30, arribaron a la piscina municipal. Decidieron entrar allí "sobre la marcha". Para ello dieron una patada a la puerta lateral y accedieron al bar a través de una ventana metálica. Luego consumieron algunas bebidas y se hicieron un par de pizzas. Robaron varios productos más -pizzas, patatas y más bebidas- y los ocultaron en unos matorrales próximos con el objetivo de recuperarlos a la vuelta. A las 3:15 el siniestro quinteto puso rumbo a la finca Calero.

Llegaron allí una hora después. Eran las 4:15 cuando arrojaron unas piedras al tejado. La víctima se asustó y salió al exterior, palo de fregona en mano, para ver qué ocurría. No pudo distinguir a nadie entre las sombras, así que entró de nuevo a la casa. Los investigados se acercaron a la puerta, relata el juez. Llamaron y la víctima volvió a salir. Esta vez no tuvo escapatoria. J.A.R. le propinó un sorpresivo y "fuerte puñetazo en el ojo izquierdo, cayendo al suelo inconsciente".

Registraron la casa "buscando el dinero que les habían dicho que guardaba". No encontraron ni rastro. Para sonsacarle la información "todos, menos J.A.R., se turnaron para golpearle y preguntaban insistentemente por el lugar donde guardaba el dinero". Lo torturaron durante casi dos horas "con un palo, un cuchillo, patadas y puñetazos". Como a las 6 de la mañana no habían hallado lo que buscaban, decidieron marcharse. Dejaron al anciano tirado en el suelo, a las puertas de la modesta casa. Como botín se llevaron dos motosierras, varias cajetillas de tabaco, una televisión de 32 pulgadas y 15 euros en metálico.

José Rachón, según la autopsia que le realizaron los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Huelva, falleció por un shock traumático e hipovolémico (desangrado). Presentaba gran cantidad de heridas y contusiones.

El titular del Instrucción 2 de Valverde del Camino ha convocado la comparecencia de los investigados, las partes personadas y la Fiscalía, cita donde se concretarán los hechos en base a la imputación de los cuatro adultos. No obstante, contra el auto todavía cabe recurso de reforma.

El menor de edad, como también informó este periódico en primicia el pasado 23 de noviembre, fue condenado a seis años de reclusión en un centro de internamiento y a otros dos años de libertad vigilada, además de al pago de una indemnización de 30.000 euros para los dos hijos de la víctima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios