La semana de la mujer

Una tarde para disfrutar la vida

  • Un millar de personas llenan las calles de Huelva de color rosa en la IX Carrera de la Mujer

  • La recaudación por las inscripciones de la prueba se destina a la asociación Santa Águeda

Momento de la salida de la carrera, con los niños como protagonistas. Momento de la salida de la carrera, con los niños como protagonistas.

Momento de la salida de la carrera, con los niños como protagonistas. / Alberto Domínguez

Más de un millar de personas se citaron ayer ante el Ayuntamiento de Huelva para “disfrutar del deporte y de la vida”, como invitó el animador de la carrera con su micrófono al dar la salida de la IX Carrera de la Mujer Kilómetros por ellas.

La organización esperaba una participación alta pero se superaron todas las previsiones. Se reservaron 850 dorsales, todos con su correspondiente camiseta rosa para dar color a la prueba. Pudieron ser muchos más. Alrededor de 1.200 personas trataron de hacer su inscripción sin éxito, aunque tampoco impidió el cierre del cupo a que tomaran parte en esta particular ola de solidaridad, incluyendo aportaciones voluntarias a la Asociación Onubense de Cáncer de Mama Santa Águeda.

“Hay mucha más gente que el año pasado”, afirmaba en la plaza la vicepresidenta del colectivo, María José Amarillo, satisfecha de que “cada vez más personas se conciencien en Huelva sobre esta enfermedad y de la importancia de colaborar en nuestras actividades”.

Santa Águeda estuvo presente con una mesa de venta de pulseras para la recaudación de fondos para la asociación, que se unen a los obtenidos en las inscripciones de la carrera, a 6 euros por participante, camiseta incluida.

La concejala de Participación Ciudadana, Deportes y Universidad, María José Pulido, no ocultaba su alegría por esta demostración solidaria de la ciudad. “Es un orgullo que cada año se superen los registros de participación. Hay más de 850 personas y muchas se van a quedar sin su camiseta, pero lo importante es que todas ellas sean parte de esta lucha contra la enfermedad”.

Gran ambiente

El ambiente lo pusieron familias enteras, muchos niños y hasta mascotas vestidas de rosa para aumentar el caudal de solidaridad en las calles de la capital, con destino hacia el centro comercial Aqualon. Desde la organización se ha subrayado la idoneidad de trazar un recorrido asequible para todos los públicos, que hicieran de la convocatoria deportiva una tarde de paseo y fiesta. Nada mejor que, como apuntaba el animador en la salida, un momento para el disfrute de la vida.

No se ha eludido, sin embargo, la importancia de la actividad física para la salud y la calidad de vida de todas las mujeres que luchan contra el cáncer de mama, ya que el deporte, está demostrado, juega un papel fundamental en el proceso de recuperación. Deporte sano, sin competitividad, sin más vencedores que las mujeres que hacen frente a la enfermedad cada día para seguir disfrutando de la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios