Huelva

Familiares y enfermos de salud mental piden a la sociedad una visión "menos anticuada" en el trato de sus dolencias

  • El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental

  • Estas patologías afectan a unos 20.000 onubenses en toda la provincia

Francisco Peña Rodríguez junto a Luisa Cruz y su enfermera en el Hospital Juan Ramón Jiménez. Francisco Peña Rodríguez junto a Luisa Cruz y su enfermera en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

Francisco Peña Rodríguez junto a Luisa Cruz y su enfermera en el Hospital Juan Ramón Jiménez. / H. I. (Huelva)

Una estigmatización social, poco apoyo familiar y el miedo a afrontar situaciones del día a día son algunas de las características definitorias de muchas de las personas que sufren cierto tipo de enfermedad mental. Patologías que afectan a unos 20.000 onubenses que reciben la ayuda de la Federación Andaluza Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental (Feafes), su asociación en Huelva capital, sus cinco delegaciones en el Condado, Andévalo, San Juan del Puerto, Valverde del Camino y Cortegana, y de todos los dispositivos que el Juan Ramón Jiménez pone al servicio de este tipo de pacientes. Estas personas, en su mayoría jóvenes, sufren diariamente las desventajas de ser enfermos mentales en una sociedad “tan poco preparada para afrontar situaciones de este tipo”. Además, en Huelva, las condiciones son incluso peores, al ser la única provincia de Andalucía sin un centro terapéutico de ayuda a estos pacientes, el cual sería “de gran beneficio para evitar que tanto jóvenes como adultos, con cualquier tipo de brote, puedan llegar a desarrollar una enfermedad mental”.

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez es el único de Huelva con dispositivos preparados para el tratamiento de personas con enfermedades mentales. Enfermeros, psicólogos, psiquiatras, monitores y trabajadores sociales forman parte del equipo de salud mental de Huelva entre los distintos centros como el de rehabilitación de jóvenes, el centro de día o el infantojuvenil. “Siete de los doce centros de rehabilitación de la provincia se encuentran en la capital”, asegura la coordinadora de Cuidados de Salud Mental del Juan Ramón Jiménez, Luisa Cruz. “El objetivo principal de este equipo es que los pacientes creen un proyecto de vida con el que puedan tener momentos de felicidad”, expone Cruz. Asimismo, aclara que “la enfermedad mental no tiene porque ser algo que sufras de por vida, puedes tener un brote psicótico, una depresión o cualquier otro episodio, superarlo y volver a llevar una vida normal”. Cruz insiste en el papel tan negativo que juega el trato despectivo de la sociedad hacia las personas que tienen o han tenido en algún momento una enfermedad mental o algún episodio de estas características. Además, Cruz añade que durante el confinamiento, los pacientes han sufrido muchísimo al perder su rutina y verse aislados, esta situación de soledad en muchos casos ha agravado la condición de estos enfermos mentales que han padecido enormemente las consecuencias de la pandemia de Covid-19.

Francisco Peña Rodríguez lleva ya 21 años enfermo y es a la vez, un ejemplo de superación, voluntad y sacrificio para poder volver a llevar una vida corriente. Hace más de veinte años, Rodríguez sufrió un brote producido por el consumo de cocaína que le provocó la enfermedad mental con la que vive y que supera todos los días gracias a su medicación, al trabajo de todos los profesionales en los diferentes dispositivos de salud mental y a su fuerza de voluntad, imprescindible para la recuperación. Rodríguez explica que una enfermedad como ésta “es un horror y cada uno lo vive a su manera”, cada persona es distinta en cuanto a la forma de desarrollarla y puede tener diferentes tratamientos. En su caso, sufrió una paranoia persecutoria que acabó gracias a la medicación, asegurando que es clave, “cuando encuentran la medicación que te beneficia a ti, tomártela a diario es un paso enorme para la recuperación”. Rodríguez aclara que estas enfermedades son un problema de nervios, miedo y desconfianza que provocan situaciones muchas veces incomprensibles. “Al fin y al cabo es una bola que rueda y si no la paras con medicación, tratamiento y apoyo de tus seres queridos puede hacerte mucho daño a ti y a tus familiares”, afirma. A día de hoy, Rodríguez ayuda a otras personas que pasan por lo que él sufrió en el centro de día situado en la Plaza Niña, ayudándoles a recuperarse con diferentes talleres, actividades y salidas que les enseñan a realizar acciones de la vida cotidiana con la mayor normalidad posible. 

Jose Andrés Beltrán es de Beas y su afán por pintar ha cambiado su vida. Beltrán sufrió un episodio que le mantuvo un tiempo en las unidades de cuidados del Juan Ramón Jiménez, hasta que pudo volver a su pueblo y es allí donde ha experimentado el descubrimiento que tanto le ayudaría en su recuperación. Ya en su municipio reconoce que poco a poco ha ido doblegando a la enfermedad hasta llevar una vida normal, “antes era muy complicado pero ahora que ya la gente me conoce y me apoya, todo es mucho más fácil”. Beltrán desarrolla una vida cotidiana en Beas, da de comer a sus animales, va a hacer la compra, sale a tomar café, aunque hay una actividad que le gusta por encima del resto, pintar. Tras una coincidencia, un vecino suyo le comenzó a enseñar a pintar hasta que Beltrán tuvo la capacidad de crear auténticas obras. Tal es el arte de este beasino que su propio municipio, a través de la consejería de cultura, ha preparado una exposición con algunas de sus obras. Beltrán asegura estar muy orgulloso, aunque no se plantea vender cuadros afirmando que “los regalo a familiares y amigos que disfruten de mi pintura”.

Feafes Huelva es la única asociación en la provincia de ayuda a las familias que tienen a algún pariente que es un paciente mental. Este apoyo a los familiares es una labor que se centra en acabar con el estigma social que hay creado hacia los enfermos mentales. “Lo normal en nuestra sociedad es que si alguien sufre algún episodio de este tipo se le tache de loco y eso hace mucho daño”, explica la presidenta de Feafes Huelva, María Domínguez. Ella también nos confirma que hasta un 80% de los familiares deciden acudir a la sanidad privada para aclarar este tipo de tratamientos y así, “no tener que cruzarse con nadie que pueda verles”. Este rechazo familiar “supone un golpe muy duro” para este tipo de personas y es necesario “que desaparezca el estigma creado y las familias aprendan a tratar con parientes que sean enfermos mentales”. En este sentido, Feafes trabaja para educar tanto a familiares como a la sociedad en lo referente a la salud mental y por eso creó el programa Juntos Sumamos, una iniciativa que fomenta el aprendizaje para saber sobrellevar las dificultades que plantea la salud mental y muchas veces “saber qué está pasando porque hay personas que realmente no entienden que le puede estar pasando a su familiar que ayer estaba bien y hoy no”. Asimismo, Feafes viene organizando desde hace ya ocho años el congreso nacional sobre salud mental más importante de España y que es internacional desde 2018. Este congreso que está respaldado por la Universidad de Huelva tiene la intención de dar a conocer las enfermedades mentales desde una visión más cercana y científica, dando tanto a pacientes, como psiquiatras y familiares distintas herramientas para emplear con las personas que sufren estas patologías. “El gran problema de estas enfermedades en España es la mala imagen que se tiene de ellas, en otros países como Estados Unidos, la gente trata con mucha normalidad el tema y esto facilita mucho el tratamiento y la recuperación”, sentencia Domínguez.

Feafes, al no poder preparar ningún tipo de evento para el 10 de octubre por el Día Mundial de la Salud Mental a causa de la pandemia provocada por el Covid-19, ha decidido organizar una carrera solidaria virtual para reunir fondos que le ayude a desarrollar sus actividades y talleres. Esta competición online con un recorrido de cinco kilómetros está precedida por la carrera original que Feafes Huelva lleva organizando diez años junto a la colaboración de la Diputación de Huelva, siendo la primera provincia en realizar una carrera de este tipo en toda España. La participación será a través de la aplicación Strava, en la sección Corredor Completo, y tendrá un formato gratuito, aunque las personas que lo deseen podrán hacer una donación a Feafes y entrarían directamente en un sorteo de una cesta de productos ibéricos de Huelva. Otra forma más de fomentar la ayuda a las personas con problemas de salud mental para que su recuperación sea de la forma más sencilla posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios